Cómo afrontar una crisis económica con un buen presupuesto

0
77

En definitiva, con lo cambiante que es la economía, todos nosotros en algún momento de nuestras vidas estamos propensos a vernos inmersos en una crisis económica; hacerle frente a estas dificultades, y resolverlas satisfactoriamente, no solo afecta la calidad de vida del individuo y de su entorno familiar, sino que también pone en riesgo su estabilidad emocional y su salud, pudiendo empeorar aun mas el cuadro. Ahora bien, sentarnos a ver cómo los números de la cuenta están en rojo no es el motivo de este artículo, sino más bien saber cuáles son las estrategias mas adecuadas para atravesar ilesos una tormenta de este tipo.

Si quedaste desempleado o tuviste un importante gasto que te dejó en la bancarrota, seguro que te interesará leer y poner en practica alguno de estos consejos:

1. Elabora un plan con tu círculo familiar: Existen gastos que pueden minimizarse o incluso eliminarse momentáneamente mientras pasa la ola, esto te ayudara a recobrar las fuerzas y direccionar tu dinero hacia el pago de deudas (si es que las tienes).

2. Fomenta el ahorro: Al reducir los gastos del hogar y limitarse a los gastos básicos, tendrás mayor libertad para poner el dinero donde es realmente necesario. En casa será posible modificar planes de servicios, tal vez minimizar el consumo de agua y luz para que disminuyan un poco los números al final de cada mes en las facturas. Otra forma de ahorrar incluye evitar comprar cualquier cosa que no sea necesaria, como ese dulce capricho en la panadería.

3. Busca nuevas fuentes de ingreso: Si sencillamente perdiste tu empleo, lo que debes hacer es buscar uno nuevo; si en caso contrario aun conservas tu puesto de trabajo y aun asítu economía se viene al piso te recomiendo que busques un segundo empleo, tal vez por internet, los fines de semana o en tus ratos libres. Un ingreso extra te ayudara siempre y cuando destines ese dinero a lo verdaderamente importante.

4. Invierte: Tengo la plena seguridad de que, si redireccionas tus ingresos, aun estando en una mala situación financiera, a una inversión, podrás ver resultados positivos más pronto de lo que crees; obviamente deberás ser paciente y administrar bien el resto del dinero. Solicita el consejo de personas expertas, aunque si no estas muy seguro o no te sientes capaz de poder sobrellevarlo es mejor que no lo intentes mientras persista la crisis, ya existirán nuevas oportunidades de inversión.

5. Apóyate en tus aliados: Existen situaciones que ameritan de una mano amiga, puedes pedir prestamos a familiares y compañeros, eso sí, planifica el método y tiempo de pago, no querrás mas deudas que luego no podrás pagar. Es por esto que debes mirar de encontrar la forma de financiarte ya sea con productos financieros o alternativos. Si quieres saber más de estos productos es importante que te informes de sus ventajas y desventajas.

6. Mantén una buena actitud ante la vida: A pesar de las dificultades que puedas estar viviendo, es importante no perder la esperanza, todo en esta vida es pasajero y siempre es posible mejorar si pones de tu parte. Evita quejarte por lo malo e intenta siempre ver lo positivo, esto te ayudara a tener una mejor perspectiva de cualquier situación y tener así un mejor proceder. Te aseguro que los resultados empezaran a ser distintos si aplicas este consejo no solo a tu vida económica, sino a todo lo que te propongas lograr.

7. De vez en cuando, consiéntete: Tal vez esto te suene un poco contradictorio si anteriormente te aconsejé que evitaras los gastos innecesarios, pero ante una situación de estrés (por desequilibrio económico o cualquier otra causa) date algunos gustos para evitar caer en el desánimo. Puedes incluso planificar y gastar lo menos posible, si por ejemplo disfrutas del aire libre puedes ir a un parque y hacer un poco de ejercicio; tomarte una tarde de descanso, leer un buen libro, ver una película, o dedicar tiempo a cualquier actividad que te apasione.

8. La mejor crisis es la que se evita: Si actualmente no estas en un desequilibrio financiero y tampoco quieres verte inmerso en uno, lo mejor que puedes hacer es identificar y evitar los factores que pudiesen desencadenarlo. Así mismo, existe un aliado que te permitirá establecer una economía más estable y menos propensa fallar: La planificación, a través de la cual podrás ahorrar, invertir y gestionar tus gastos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here