Saltar al contenido

Consumo, almacenamiento y embalajes: un triángulo diario

Basta abrir la nevera para ver que cada vez se consume menos fresco y más envasado. De hecho, la industria que se ha dedicado a esto último ha visto cómo la forma de vida actual le ha dado la oportunidad de innovar y mejorar un catálogo que era incluso impensable para generaciones pasadas.

La alimentación en poco tiempo, la ausencia de una persona en casa haciendo la comida diaria o incluso la cultura adquirida en los últimos años en términos de alimentación han supuesto una apertura de fábricas y negocios que tienen que ver con un consumo distinto al que existía hace apenas 50 años.

Aunque conozcamos, gracias a las campañas de marketing, a Warhol o a las películas algunas sopas de tomate enlatadas, lo cierto es que el envasar productos frescos o precocinados no ha estado tan extendido como hoy en día.

Parecía que era solo el ejército el que tenía este tipo de producto como forma de menú diario y, sin embargo, dando un paseo por cualquier supermercado, se ve que cada vez hay más envases y embalajeflexible que sirve incluso de plato para aquellos que, a golpe de microondas, comen cada día.

Echando un vistazo a cifras, el sector que se dedica, tras el diseño, al embalaje, lleva años creciendo lentamente, aunque también así el reciclaje, que el año pasado se llegó a situar en plástico y madera en un 76%, el fin del ciclo de un sector que ha visto cómo durante años ha estado siempre en el eje de la polémica, pero que cada vez tiene más espacio, opción de material e incluso innovación.

El hecho de que los snacks, algunos zumos o yogures de la alimentación infantil o incluso ya los recambios de geles vengan en envases flexibles han hecho que la protección, el transporte y también el espacio que ocupan mejore considerablemente. Hay que tener en cuenta que este tipo de envasado tiene el mismo hermetismo que otros que suponen un esfuerzo en recursos mucho mayor, siendo la alternativa perfecta para muchos casos.

En definitiva, en la búsqueda cada vez más de materiales y fórmulas que envasen los productos que consumimos, se ha descubierto que es un sector que no ha frenado su crecimiento y que aún tiene mucho por innovar, siendo uno de los que mayor empleo está creando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *