De la idea a la realización: lanzarse a crear una pyme

0
330

Lanzarse a crear una pymeSi durante años la figura del empresario ha estado puesta en duda por culpa de la situación económica, lo cierto es que con el tiempo ha ido de nuevo mejorando gracias a cómo ha ido demostrando con ideas innovadoras que las pymes siguen siendo el tejido empresarial básico de nuestro país.

España es un mercado en el que la gran mayoría de emprendedores contrata al más alto porcentaje de trabajador en activo de la bolsa de la seguridad social. Sin embargo, no es todo oro lo que reluce.

El esfuerzo que requiere hacer real la idea dentro de una empresa pasa por varios procedimientos que poco tienen que ver con la ilusión y las ganas de demostrar la viabilidad.

Para empezar, tras la idea, llega el momento de pensar en la financiación. Aunque hubo una época de bonanza en los préstamos para empresas que dieran la posibilidad de mejorar las estrategias, invertir en maquinarias o incluso sanear las cuentas en un primer momento, hacer un plan de viabilidad que de verdad haga que la pyme sobreviva en las malas se convierte en algo imprescindible.

Muchos empresarios lo tienen claro. Los primeros años son los peores, una vez que se asienta, comienza a verse la luz. Sin este tipo de financiación son pocos los que consiguen desarrollar su trabajo de forma eficaz como para sobrevivir en la calle u online.

Son muchos los consejos para encontrar las mejores opciones de las rondas de financiación. De hecho, solo hace falta entrar en algún portal para pymes y emprendedores para comenzar a encontrar las recomendaciones que han funcionado en muchos casos para llegar al éxito.

Sin embargo, también es vital contar con un asesoramiento legal de cara a no olvidar cualquiera de los pasos necesarios en términos de papeleo. Trabajar de forma habitual con un bufete de abogados ayuda a prevenir cualquier descuido que puede suponer, en el medio plazo, la quiebra de una compañía si llegaran las sanciones.

Como se sabe, el desconocimiento de la norma no exime de su cumplimiento y olvidarse de presentar algún papel tipo licencia o incluso de cumplir con las obligaciones legales a la hora de contratar o de comerciar hace que muchos se hayan llevado sorpresas muy desagradables que incluso han puesto en peligro su desarrollo.

Pero no hay que ser pesimista. Llevando poco a poco los procesos y dando pasos acertados, una vez se sale al mercado ya solo queda contar con un producto o servicio que de verdad sea demandado y llegar al mayor número de clientes potenciales.

Y aquí es donde entra, como se ha demostrado sobradamente, el marketing a formar parte importante de la comunicación. No hay compañía que, sin comunicación, haya conseguido ampliar la cartera de clientes. La publicidad online o offline así como la colaboración con expertos en campañas de seo y sem es una de las inversiones que no deben olvidarse.

Luego todo depende del buen hacer y, por qué no decirlo, del azar. Trabajar duro, sin duda, es la mejor apuesta.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here