Saltar al contenido

Descubre lo último en impresión digital

El paso del tiempo ha hecho que las imprentas de toda la vida empiecen ya a dar el salto a los formatos de impresión digital.

Mientras antes poner en marcha una rotativa podía suponer perder un tiempo que hoy apenas se tiene, el nuevo concepto de impresión digital ha hecho, no solo ahorrar ese tiempo sino también los costes de producción y de diseño.

España tiene compañías que trabajan este tipo de formato con todo el proceso de producción dentro de nuestras fronteras, sin necesidad de recurrir a otros mercados más lejanos. La ventaja de apostar por este tipo de producto nacional tiene mucho que ver con controlar los procesos de producción in situ, algo que hace que la calidad final sea la solicitada, respondiendo a las necesidades del cliente y también garantizando al detalle la atención directa.

Las pequeñas y medianas empresas saben que es necesario no solo imprimir las tarjetas de visita sino también los flyers, catálogos o incluso revistas o libros en una imprenta de gran formato para conseguir visibilidad y poder incluso realizar una campaña de buzoneo cuando el producto que venden así lo demande.

De hecho, ha quedado demostrado en muchos estudios que el papel sigue teniendo un peso relevante ya que llega directamente al potencial consumidor. Cuando alguien recoge el correo y en él hay un triptico explicativo de algún producto, sobre todo si es de un comercio cercano, llega hasta el mismo domicilio.

Es fácil que se almacene y que, en un momento dado, cuando la necesidad se presenta, el usuario recuerde que tenía esa información y busque el papel.

¿Cuántas veces se busca la tarjeta de visita para encontrar el teléfono o mail de alguien?

Aunque muchos han apostado por la publicidad online, el papel sigue teniendo su espacio. Y eso es algo que queda demostrado en nuestro día a día, cuando se sigue recurriendo a él para según qué cosas. Sin embargo, los plazos de hoy no son los que se podían esperar antes.

Y conseguir dar una empresa o fabricante como Lozprinter, capaz de reinventarse desde su experiencia de décadas al mando de Lozano impresores para dar un paso a la demanda actual con un nuevo concepto de impresión a bajo coste que responde a las necesidades específicas de las compañías sin necesidad de incrementar los gastos dedicados a este tipo de proyectos.

El ahorro de costes que ha supuesto la digitalización de las impresiones no significa, de ninguna de las maneras, renunciar a nada.

De hecho, esta compañía propone entre sus características de servicio:  • Envío gratis en todas las compras. • Garantía de calidad o reimpresión. • Servicio de tranquilidad completa gratuito compuesto por una completa revisión de archivos, un control de color exhaustivo y un seguro de envío

La excusa por tanto ya no es válida. Los costes bajan, la producción garantiza el resultado, el tiempo se acorta y la repercusión en ventas es cuestión de estrategia de entrega. Todo vale para seguir dando un servicio que sigue siendo parte de las campañas de marketing.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *