El crecimiento de empresas y de operaciones en España sigue al alza

0
153

Ya han pasado a la historia los grandes titulares que hablaban de la mala época por la que pasaban las cuentas de resultados de los distintos sectores empresariales en España. Poco a poco los datos comienzan a augurar un crecimiento impensable en los últimos años.

Con unos resultados de exportación que superaron los 277.125 millones de euros en 2017, lo que representó un crecimiento que seguía la tendencia de los últimos seis años y que superaba el ejercicio anterior en casi un 9%, parece que el tejido empresarial está empezando a crecer a un ritmo casi acelerado en comparación con la última década.

Sin duda, uno de los sectores que más ha vuelto a crecer ha sido el del sector alimenticio. Empresas como El Pozo que, según se publicó en las principales cabeceras periodísticas como La Vanguardia, creció hasta el 8.4% en el ejercicio 2017 con respecto al anterior.

Según exponían en el comunicado distribuido, sus 1.129 millones de euros de facturación son un “significativo avance en exportación, el posicionamiento de marca y la innovación de productos de alto valor añadido que está experimentando la empresa”.

Sin embargo, hablando de exportaciones, esta compañía de alimentación consiguió crecer aún más, hasta un 18% llegando a los 221 millones de euros en estas operaciones.

Gracias a la viabilidad de los proyectos que presentan las compañías españolas en sus lanzamientos comerciales internacionales, las empresas de nuestro país han pasado estar entre las mejor valoradas en el exterior, entre otras cosas, por su comportamiento ante los pagos, teniendo retrasos muy inferiores a los que se estaban dando en el comercio internacional.

¿Dónde se dirigen las exportaciones?

Aunque la UE sigue siendo el destino de gran parte de la producción y servicios que se exportan desde la Península y desde los archipiélagos, sin olvidar Ceuta o Melilla cuya exportación incluso es superior que las del resto de CCAA, sin embargo, no solo los países comunitarios son los destinatarios de los productos españoles.

Asia o América se han convertido en los objetivos empresariales de las empresas exportadoras que ven cómo estos mercados comienzan a confiar y a demandar productos made in Spain.

De hecho, volviendo al ejemplo de El Pozo Alimentación, presente ya en 82 países, sus objetivos son los países que formarían el grupo de los denominados emergentes y entre los que destacan Brasil, Rusia o China.

En realidad lo que buscan es conseguir lo que ya han conseguido en España: que 8 de cada 10 consumidores compren sus productos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here