Saltar al contenido

El paso del tiempo ha hecho que las imprentas de toda la vida empiecen ya a dar el salto a los formatos de impresión digital.

Mientras antes poner en marcha una rotativa podía suponer perder un tiempo que hoy apenas se tiene, el nuevo concepto de impresión digital ha hecho, no solo ahorrar ese tiempo sino también los costes de producción y de diseño.

España tiene compañías que trabajan este tipo de formato con todo el proceso de producción dentro de nuestras fronteras, sin necesidad de recurrir a otros mercados más lejanos. La ventaja de apostar por este tipo de producto nacional tiene mucho que ver con controlar los procesos de producción in situ, algo que hace que la calidad final sea la solicitada, respondiendo a las necesidades del cliente y también garantizando al detalle la atención directa. ... Leer más