Las posibles bajas laborales no siempre son sencillas de definir. Se necesita no sólo la asistencia de los médicos de la seguridad social o mutuas que prescriben las mismas sino, en muchos casos, la asistencia de algún bufete en caso de necesitar defenderte.

Las bajas y las incapacidades laborales son tratadas de manera diferente. Se considera baja aquella que, de manera temporal, impide desarrollar el trabajo relacionado con un puesto laboral mientras que las incapacidades, como su nombre indica, se trata de la imposibilidad de seguir desarrollando esta función, debiendo así revertir una prestación por ella.

... Leer más