Hacienda volverá a intentar consensuar un modelo de financiación autonómica basado en la población ajustada

0
33

MADRID, 08 (SERVIMEDIA)

El Ministerio de Hacienda volverá a intentar en septiembre u octubre llegar a un consenso de financiación autonómica basado en el concepto de población ajustada, pero advirtió a las comunidades de que tendrán que renunciar a sus objetivos de máximo beneficio propio.

Así lo anunció este lunes la ministra, María Jesús Montero, en declaraciones en Algeciras, donde acudió a la firma de una serie de convenios con la Mancomunidad de Municipios del Campo de Gibraltar.

Allí recordó que el Gobierno ya lanzó una propuesta sobre la población ajustada, pero denunció que cada comunidad evaluó ese concepto «desde parámetros absolutamente cerrados en términos de los beneficios que tenía para su parte y no en términos globales», lo cual «impidió hacer una propuesta de consenso». En particular, acusó al PP de decir en unas regiones «algo radicalmente contrario de lo que piden» en otras.

Así, instó a los consejeros de Hacienda de cada comunidad a «levantar un poco la mirada y pensar que el modelo nos tiene que beneficiar a todos y, probablemente, a ninguno al 100% de sus expectativas». Desde esta premisa, anunció: «A la vuelta de agosto, aproximadamente el mes de septiembre o mes de octubre, intentaremos recoger la mayor parte de las sensibilidades que se plasmaron en ese documento».

Lo hizo con una advertencia: «Si cada uno sigue simplemente parapetado en los máximos, que son legítimos pero que impiden avanzar, que creen que son buenos para su territorio, no tendremos capacidad de llegar a un modelo consensuado». Pero, en cualquier caso, la ministra considera que «hay que dar una nueva oportunidad a esa variable de población ajustada, así que en esos plazos volveremos a remitir una nueva propuesta».

En caso de que las comunidades no se pongan de acuerdo, apuntó, «habrá que buscar planes alternativos y dirigirnos a los partidos políticos», en alusión a que se podría aprobar una ley de financiación en el Congreso, «donde sería bueno que el Partido Popular tuviera una única posición».