Miñones asegura que la apuesta de Moderna por España «nos sitúa como punta de lanza en la innovación sanitaria»

MADRID, 20 (SERVIMEDIA)

El ministro de Sanidad, José Miñones, aseguró este jueves que la inauguración del Centro Internacional de Excelencia Analítica de la compañía Moderna en Madrid «sitúa a España como punta de lanza en Europa en innovación sanitaria de referencia».

Así lo manifestó durante su intervención en la inauguración del nuevo centro de investigación de Moderna que permitirá realizar las pruebas analíticas pertinentes para certificar los lotes de vacunas de ARNm para su distribución en España y a los mercados fuera de Estados Unidos y que convierte a España en el mayor centro de producción integral de Moderna fuera de los Estados Unidos.

De hecho, Miñones destacó que «somos el único país de Europa capaz de producir y fabricar los medicamentos basados en ARNm y también de distribuirlos a todas las regiones de España y a 60 países de Europa».

Además, recordó que la covid-19 ha evidenciado el carácter estratégico de la industria farmacéutica y también de la ciencia y la investigación. Se ha puesto de manifiesto la necesidad de desarrollar iniciativas que permitan facilitar el desarrollo del sector farmacéutico en España asegurando el abastecimiento, la equidad en el acceso a los nuevos medicamentos y la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud».

Por ello, el ministro de Sanidad señaló que «necesitamos seguir adecuando nuestro sistema a las necesidades y a los desafíos en materia de política farmacéutica tanto en España como en Europa que nos aporte la necesaria autonomía estratégica para no depender de terceros países».

PLAN INDUSTRIA FARMACÉUTICA

En este sentido, Miñones remarcó los avances del Gobierno de España en el desarrollo del futuro Plan Estratégico de la Industria Farmacéutica. «Un plan que va a facilitar el desarrollo de un sector estratégico para España en materias tan importantes como la innovación y la sostenibilidad, el impulso de las cadenas de suministro o el refuerzo de las necesidades estratégicas del sector».

Por su parte, el director general de Moderna para España y Portugal, Juan Carlos Gil, aseguró que «la apuesta de Moderna por España es firme. Reafirmamos que el potencial de este país es incuestionable y, por ello, hemos elegido Madrid para construir nuestras instalaciones dotadas de las últimas tecnologías que, sin duda, contribuirán a posicionar a España en la vanguardia de la innovación y la medicina mundial. Además, en 2023 tenemos previsto crear cerca de 80 puestos de trabajo: 25 en el laboratorio y 55 en las oficinas y que podrán ampliarse en los próximos años».

De hecho, tal y como se recalcó en la inauguración del nuevo laboratorio de Moderna, España es el único país de la Unión Europea en el que Moderna cubre el proceso completo de producción y fabricación de vacunas de ARNm. Además de la inversión en su colaboración a largo plazo con Rovi para fabricar vacunas de ARNm, Moderna ha invertido 22 millones de euros para la puesta en marcha del nuevo Centro Internacional de Excelencia Analítica.

BAJA FISCALIDAD

Durante la inauguración, el consejero madrileño de Economía y Hacienda, Javier Fernández-Lasquetty, subrayó que quieren que «Moderna encuentre aquí un lugar con impuestos bajos en el que invertir y encontrar un entorno en donde impere la seguridad jurídica y que no encuentre normas que le impida desarrollar su actividad. Deseamos que en Madrid encuentre donde innovar y encuentre el talento para emprender todo tipo de proyectos».

Por su parte, la vicepresidenta senior y directora general para Europa, Oriente Medio, Australia y Canadá, Chantal Friebertshaeuser, destacó que «el Centro Internacional de Excelencia Analítica de Madrid es una inversión científica clave, ya que ahora contamos con capacidades de fabricación integrales en Europa. Esto es crucial a medida que ampliamos nuestra red de fabricación para satisfacer las demandas de nuestra emocionante cartera de productos de ARNm».

El nuevo laboratorio de Moderna, situado en el edificio OM Infinito, justo al lado de los laboratorios españoles Rovi, tiene una superficie de 1.625 metros cuadrados, con dos áreas equipadas con las tecnologías más avanzadas.