Capital Energy logra el permiso medioambiental para las primeras dos plantas fotovoltaicas de la Comunidad de Madrid

0
21

MADRID, 10 (SERVIMEDIA)

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico ha concedido el informe ambiental favorable por la vía acelerada a las primeras dos plantas fotovoltaicas de la Comunidad de Madrid, que pretende construir Capital Energy en Fuenlabrada, Humanes de Madrid y Parla.

Según informó la compañía, se trata de las plantas La Vega y Cruz, dos fotovoltaicas que aúnan una potencia instalada de 205 megavatios (MW). De hecho, se convertirán en las de mayor capacidad del grupo energético en lo que respecta a esta tecnología de generación.

Con estos avances administrativos, no logrados hasta la fecha por ninguna empresa energética en Madrid, ambos proyectos encaran un tramo decisivo en su tramitación, ya que están a falta de obtener las autorizaciones administrativas previas, las autorizaciones de construcción y los permisos urbanísticos, que habilitarán al grupo energético para solicitar sendas licencias de obras e instalación.

La Vega, que se ubicará en las localidades de Fuenlabrada, Humanes de Madrid y Parla, contará con 226.000 paneles para una potencia instalada de 130 MW. Esta infraestructura renovable será capaz de producir más de 260.000 megavatios hora (MWh) de electricidad limpia al año, suficientes como para cubrir la demanda energética de más de 100.000 hogares madrileños, y de evitar la emisión anual a la atmósfera de cerca de 100.000 toneladas de CO2.

Por su parte, Cruz tendrá una capacidad de 75 MW, gracias a sus 129.000 paneles. Esta instalación de energías limpias podrá generar anualmente más de 150.000 MWh, equivalentes al consumo energético de casi 60.000 hogares, y evitará cada año la emisión a la atmósfera de más de 55.000 toneladas de CO2.

La construcción de estas dos plantas fotovoltaicas implicará una inversión cercana a los 110 millones de euros y propiciará la creación de, aproximadamente, 370 puestos de trabajo directos y unos 510 indirectos durante los periodos punta de las obras. En la fase de operación y mantenimiento darán empleo permanente y de calidad a 13 profesionales de la zona, contribuyendo también a generar 11 empleos indirectos.