Cinco cosas a tener en cuenta para contratar un seguro

0
64

Coche, vivienda, vida o accidente. Estos son, a priori, los seguros que más se contratan en cualquiera de los seguros que se ofrecen bajo las firmas más conocidas.

Basta echar un vistazo a un buscador de seguros para echar un vistazo a las primas y sus precios. Pero para amortizar al máximo los seguros, hay que tener en cuenta cuáles son las claves para contratar exactamente lo que se necesita. Pero, ¿cuáles son las cinco cosas que hay que tener en cuenta?

Para entenderlo mejor, nada como coger como ejemplo el seguro de una vivienda.

1. Importe que asegura el contenido: para saber qué importe incluir en este apartado, basta saber cuál es el mobiliario que hay dentro de la propia vivienda, del que se tenga factura por si ocurriera algo y si existen electrodomésticos o extras que quieran incluirse. A partir de 6000 euros como norma general, siempre se puede subir dependiendo de cada caso.

2. Saber cuáles son las condiciones del seguro: incendio, inundación, robo, accidentes. Es necesario echar un vistazo a fondo para saber, exactamente, qué cubre. En muchos casos, hay que definir además cuáles son las coberturas porque el perímetro exterior (algunas ventanas por ejemplo), no están dentro del propio seguro.

3. Responsabilidad civil: este apartado suele ser el más elevado. Normalmente es el importe más alto de las coberturas y tiene sentido por si hubiera algún tipo de accidente que llegara a juicio. No es rentable escatimar en este campo. Nunca se sabe qué puede ocurrir y más vale cubrirse la espalda en caso de necesitar asistencia legal.

4. No es lo mismo contenido que continente: una cosa es lo que hay dentro y otra lo que es en sí la vivienda. Saber esta diferencia es vital para saber cómo repartir los importes.

5. Robo: es uno de los grandes miedos. El que alguien entre y ponga patas arriba el domicilio. Cuando esto ocurre, que no es habitual, todo hay que decirlo, es necesario dar parte al seguro, pero también justificar las cosas no solo a través de una denuncia sino también a través de facturas. De ahí que sea necesario guardar hasta el último recibo de cosas importantes.

Este es un simple ejemplo, pero en el coche podría centrarse en cinco puntos claves como lunas, incendio, robo, accidentes con animales y grúa.

Es necesario darse cuenta de cuáles son las prioridades para acertar a la hora de hacer un contrato y, sobre todo, ver las opciones que un buscador puede ofrecer a la hora de compararlas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here