Fedepesca pide que se les considere como un sector diferenciado en el decreto de ahorro energético

0
32

MADRID, 11 (SERVIMEDIA)

La Federación Nacional de Pescaderías Tradicionales, Fedepesca, solicitó este jueves al Gobierno que considere al sector de pescadería como un sector diferenciado con necesidades de condiciones ambientales especiales, ya que se trata de un sector alimentario que necesita garantizar la seguridad alimentaria de los alimentos que venden a los consumidores.

Según informó Fedepesca, las pescaderías tradicionales se abastecen en mercados centrales, con salas refrigeradas, almacenes mayoristas y lonjas, donde es necesario garantizar el mantenimiento de la cadena de frío en todo momento, desde la compra de los productos pesqueros, durante su transporte con vehículos con la debida autorización para el transporte de mercancías perecederas y garantizar esta temperatura en el establecimiento, cuando son expuestos a la venta, «lo que es imposible con temperaturas tan elevadas».

La Federación subrayó que la normativa recoge que «no tendrán que cumplir dichas limitaciones de temperatura aquellos recintos que justifiquen la necesidad de mantener condiciones ambientales especiales o dispongan de una normativa específica que así lo establezca».

Además, también se establece que los umbrales de temperatura indicados anteriormente deberán ajustarse, en su caso, para cumplir con lo previsto en el Real Decreto 486/1997, de 14 de abril, por el que se establecen las disposiciones mínimas de seguridad y salud en los lugares de trabajo. Según esto, la normativa establece que aquellos locales en los que se realicen trabajos ligeros, y «aquí entramos en los espacios de sala de ventas, dado que los trabajadores también se encuentran en ella realizando actividades ligeras, el rango de temperaturas puede estar entre los 14 y los 25 grados».

Por ello, exigió que debe recogerse la excepción de mantener los locales de pescaderías a 25 grados en verano, pues es «inviable garantizar las condiciones de frío adecuadas para garantizar la seguridad alimentaria de los productos pesqueros altamente perecederos».

Esta solicitud se enviará a la vicepresidenta tercera y ministra de Transición Ecológica y Reto Demográfico; a la ministra de Turismo, Industria y Comercio; al ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación; y a los responsables de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición. Igualmente, se dirigirá a todos los responsables de Comercio de las diferentes comunidades autónomas.