Feijóo ve «evidente» que las medidas económicas del Gobierno «no han dado resultado»

0
7

– Se muestra contrario ante una posible subida salarial porque «el objetivo básico es bajar la inflación»

MADRID, 13 (SERVIMEDIA)

El presidente del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo, opinó este viernes que la actualización de la cifra de inflación de abril, que se situó en el 8,3%, demuestra que las medidas económicas aprobadas por el Gobierno para hacer frente a la subida generalizada de los precios «no han dado resultado».

Así lo aseguró en una entrevista en RNE recogida por Servimedia, justo después de que el Instituto Nacional de Estadística (INE) informase de que el Índice de Precios de Consumo (IPC) aumentó en abril en un 8,3%, una de las cifras «más altas en la historia económica» de España», dijo Feijóo.

El líder de los populares avisó de que España «tiene un problema» porque la inflación «está dañando seriamente la recuperación y la competitividad», y criticó al Gobierno por «no haber sido capaz de controlar la inflación» y haberse «dedicado solo a subir impuestos, el déficit público y la deuda».

En este sentido, reconoció que es normal que la inflación suba como consecuencia de la guerra de Ucrania, «pero no hasta los extremos de duplicar casi la inflación francesa y portuguesa», lo que evidencia que «la política económica del Gobierno no ha funcionado».

«No hay ni un solo cuadro macroeconómico que el Gobierno haya llevado a Bruselas que se haya cumplido y no hay ni una sola previsión económica de crecimiento o inflación en cada presupuesto que se haya cumplido. Por tanto, la política económica del Gobierno es un fracaso. Y no lo digo como crítica, sino como crónica de lo que ha pasado», explicó.

Feijóo vaticinó entonces que, si el Gobierno mantiene su política económica, España acabará la legislatura «con el mayor nivel de deuda», con «impuestos más altos» que cuando empezó, «con mayor déficit público» y siendo el único país que no recupere el PIB previo a la pandemia.

Por último, el presidente del PP se mostró contrario a subir el salario mínimo interprofesional porque «el objetivo básico es bajar la inflación». «La espiral de asumir salarios conforme a la inflación es más propio de economías hispanoamericanas que europeas», sentenció.