Iberdrola participa en las pruebas del primer Corredor Mediterráneo para el transporte pesado por carretera sin emisiones

0
20

MADRID, 03 (SERVIMEDIA)

Iberdrola ha comenzado las pruebas del primer proyecto de electrificación del Corredor Mediterráneo que lidera junto a la compañía de transporte de mercancías por carretera Disfrimur y la empresa especializada en electrónica de potencia, Ingeteam, para acelerar la descarbonización del transporte de mercancías, responsable del 29% de las emisiones dentro de su sector.

Según informó Iberdrola, con esta actuación se logra un importante avance en los diferentes hitos del proyecto, como ha sido la adquisición de camiones Scania 100% eléctricos de 27 toneladas y el desarrollo de infraestructura de recarga pública mediante estaciones dotadas de cargadores de muy alta potencia para poder cubrir trayectos interurbanos.

Como primer paso se adaptó la estación de recarga ultrarrápida que Iberdrola dispone en Elche, el ‘hub’ de recarga para vehículos eléctricos de mayor potencia existente en el Sur de Europa, equipado con equipos de Ingeteam, que dispondrá de plazas específicas para camiones.

Respecto a la instalación de puntos de recarga en las bases logísticas de Disfrimur en San Isidro (Alicante) y Sangonera La Seca (Murcia) -que estarán abiertos para uso público-, actualmente se encuentra en las últimas etapas del proceso de tramitación administrativa y la previsión es poner en marcha la primera fase, con dos cargadores, en el último trimestre de 2022.

A continuación, Disfrimur pondrá en servicio en septiembre dos camiones con los que va a cubrir la ruta desde la base logística de San Isidro hacia Alicante y hacia Murcia impulsados por energía 100% renovable, lo que le va a permitir llevar a cabo el reparto de última milla a sus clientes sin ningún tipo de emisión. Los dos camiones eléctricos cuentan con una batería de 300 kilovatios hora (kWh) lo que le permite recorrer 250 km con una sola carga.

Se trata de los primeros pasos para la creación del primer Corredor Mediterráneo para el transporte pesado por carretera 100% eléctrico, que discurrirá por la Región de Murcia y la Comunidad Valenciana.

Además de las estaciones de carga previstas en los centros logísticos de Disfrimur, el desarrollo se va a acompañar de un despliegue de cargadores en ruta y otras bases logísticas de la compañía de transporte para cubrir la totalidad del trayecto entre Puerto Lumbreras (Región de Murcia) y Benicarló (Castellón). Un total de más de 450 kilómetros de rutas de transporte de mercancías libres de emisiones y con el objetivo de extender el proyecto al resto de corredores de mercancías del país en próximos años.

La iniciativa requiere además del desarrollo de una infraestructura de red eléctrica inteligente para dar servicio a estos cargadores, asegurando la máxima eficiencia, que está siendo proporcionada por i-DE, del grupo Iberdrola, la empresa distribuidora de la zona.