La innovación y tecnología se cuelan en los seguros de hogar

0
26

Hasta hace pocos años la cobertura del seguro de hogar era, primordialmente, por accidentes que tuvieran involucrado el agua, el fuego, robo, rotura o averías.

Sin embargo, con la llegada de los dispositivos tecnológicos a las casas y, cómo no tenerlo en cuenta, también el teletrabajo, los seguros más innovadores han tenido que incorporar ciertas coberturas adicionales relacionadas, precisamente, con la tecnología.

Las instalaciones, cada vez más habituales de dispositivos que convierten un domicilio en lo que se denomina smarthome ha hecho que términos como realidad virtual, conectividad y sensores se hayan colado en las cláusulas de los seguros.

Así, gracias a sensores y a la conexión a internet, se puede conocer en tiempo real no solo cualquier fuga de agua o gas alertando a los servicios necesarios, sino también garantizar una seguridad añadida gracias a cámaras de seguridad e incluso a opciones y acuerdos con empresas tecnológicas que les ayuden a prestar un servicio integral a las viviendas.

«Aunque parezca mentira, este tipo de avances al final, aunque a priori parezcan más caros, acaban abaratando tanto a clientes como a compañías ya que la seguridad se automatiza. Es el momento de volver a revolucionar un servicio como el seguro de hogar, tan necesario y que ofrece la tranquilidad necesaria» explican algunos expertos corredores.

La personalización de los seguros, más afinada que nunca

Videollamadas para peritajes, protección digital para los menores y también para cualquier incidencia en los dispositivos electrónicos de la vivienda, asesorías para reparaciones, pero también el hecho de que existan cláusulas especiales para personas con movilidad reducida como la telefarmacia o la gestión de subvenciones para adaptar la vivienda son solo algunas de las nuevas prestaciones que se empiezan a ofrecer en los contratos más innovadores.

En el fondo se trata de agilizar la respuesta del seguro ante cualquier incidencia. Ya sea tradicional como digital, es el momento de garantizar al usuario que se encargarán de todo en tiempo récord, ofreciendo incluso asistencia en remoto de ser posible cuando se trata de situaciones tecnológicas.

La seguridad de los menores online, la privacidad, la reputación online e incluso algunos otros parámetros digitales son ya tenidos en cuenta cuando se trata de formular el clausulado del seguro del hogar. Y más, aún, si cabe, con la llegada del teletrabajo y la instalación en las viviendas de equipos informáticos con mayores prestaciones.