La mitad de los españoles que compró una vivienda de segunda mano en 2021 realizó una reforma integral

0
27

– Según los datos del informe anual sobre el ‘Sector de la Reforma 2021’ de habitissimo

MADRID, 30 (SERVIMEDIA)

El 50% de los españoles que compró una vivienda de segunda mano en 2021 realizó una reforma integral sobre el inmueble, según datos del informe anual sobre el ‘Sector de la Reforma 2021’ de la plataforma digital para la mejora del hogar habitissimo dados a conocer este miércoles.

Según aseguró la plataforma, este informe se realizó con el fin de hacer una radiografía de la evolución y situación del sector en el último año y define las previsiones y tendencias para 2022.

En concreto, los datos revelan que el 89% de las personas que llevaron a cabo estas reformas integrales en sus viviendas lo hicieron para adaptarla a sus preferencias personales y solo el 11% decidió hacerla para conseguir revalorizarla y venderla o alquilarla a un precio superior.

Asimismo, el estudio muestra que del total de reformas realizadas en 2021, el 70% se realizaron en viviendas principales y de ellas, el 36% fueron en inmuebles construidos entre 1977 y 1990. En cuanto a la inversión media en la mejora de la vivienda, cada hogar desembolsó alrededor de 1.552 euros en pequeñas reparaciones o servicios y en torno a 58.000 euros en una reforma integral. Lo que según los expertos de habitissimo «confirman que, desde la llegada de la pandemia, los españoles dan cada vez más importancia al estado de los hogares y su confort, motivo por el que realizan la mayor parte de las inversiones en la mejora de su vivienda principal».

Además, añadieron que la rehabilitación de edificios, los planes y ayudas procedentes de la Unión Europea han sido «protagonistas» en 2021 y estiman que continúe siendo así en 2022, al ser parte de los pilares para alcanzar los objetivos 2030 y 2050 . En esta línea, a lo largo del año pasado, del total de las peticiones registradas en habitissimo, hasta el 28% estuvieron relacionadas con la mejora de la eficiencia energética del hogar. «Si comparamos estos datos con los del año anterior, vemos un aumento de hasta 3 puntos porcentuales, lo que corrobora el aumento de la preocupación de los usuarios por la mejora de la eficiencia», apuntaron.

En este sentido, los hogares han seguido apostando por las energías renovables, en especial por la solar fotovoltaica para el abastecimiento doméstico, con una consolidación de esta tendencia, que se refleja en el incremento del volumen de peticiones para la instalación de estos sistemas que, solo el pasado año, aumentó en un 230% con respecto a 2019.

Sin embargo, advirtieron que a pesar del buen cierre de 2021 y las buenas expectativas para 2022, la situación económica internacional y la consecuente evolución de los costes de los materiales, así como la falta de mano de obra cualificada, son algunos de los retos que deberá afrontar el sector en 2022.

A pesar se ello, aseguraron, «esta coyuntura económica trae consigo también una revolución energética que provocará que en los próximos años continúe la tendencia en la innovación tecnológica, en los sistemas económicos y también sociales y por tanto, surjan oportunidades para construir un sector basado en la profesionalidad y especialización de los trabajadores del sector». Para ello, sostuvieron que es necesario contar con la experiencia de los perfiles más senior, la digitalización y «empuje» de los más jóvenes, y el aumento de la presencia de la mujer, aún representada solo en un 10%.

Y es que, si bien para el 94% de los profesionales del sector, Internet es ya una herramienta clave para su trabajo, solo el 47% dispone de página web propia, «unos datos que contrastan con las preferencias de los usuarios y que deben hacernos reflexionar sobre la importancia de seguir impulsando la digitalización en el sector», indicaron los expertos de habitissimo.