La Seguridad Social destina 315 millones a reforzar el análisis y el control de la Incapacidad Temporal

0
48

El Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS), en el marco de los convenios de colaboración para el control de la Incapacidad Temporal (IT) suscritos con las comunidades autónomas (salvo País Vasco y Navarra) y el Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (Ingesa), ha puesto a su disposición un crédito fijado para el año 2021 por importe de 315,02 millones de euros.

Según informó el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones en un comunicado, estos nuevos convenios incluyen diversas mejoras para la supervisión y control de esta prestación y están orientados a la optimización de la duración de los procesos de IT.

El objetivo de los convenios formalizados por el ministerio con las comunidades autónomas y el Ingesa es establecer acuerdos de colaboración y coordinación entre administraciones, a través de las respectivas consejerías de Salud, para estudiar el comportamiento de la prestación de IT en cada región y establecer los controles oportunos sobre dicha prestación de forma coordinada.

El crédito de 315 millones destinado a los convenios fue aprobado en la Ley de Presupuestos Generales del Estado y se distribuye entre las comunidades y el Ingesa en proporción al número de asegurados con derecho a la prestación de Incapacidad Temporal en el Sistema de la Seguridad Social, correspondiente al ejercicio anterior.

Cataluña (59,8 millones), Comunidad de Madrid (57,1 millones) y Andalucía (54,8 millones) son las comunidades que disponen de mayor cuantía del crédito.

Además, como refuerzo a los objetivos existentes en convenios anteriores, se ha incluido la posibilidad de que esta cuantía sea destinada a la mejora de los procesos de control y gestión de la IT y a la creación de unidades médicas especializadas en las patologías más prevalentes.

Como novedad entre los objetivos de los convenios, se plantea el empleo de herramientas predictivas en los reconocimientos médicos a realizar por los servicios públicos de salud y el refuerzo de medios materiales, informáticos y humanos, incluida la incentivación de estos últimos.

“Se trata de propiciar un óptimo funcionamiento de la dinámica de la prestación y garantizar la finalidad protectora de la misma, conjuntamente con el control necesario para evitar posibles fraudes”, destacó el ministerio.

Servimedia