La venta de vehículos usados cayó un 1,8% en el primer trimestre de 2022

0
21

MADRID, 11 (SERVIMEDIA)

La venta de vehículos de segunda mano cayó en el primer trimestre de 2022 un 1,8% respecto al mismo periodo de 2021 y se situó en 449.086 unidades.

Las patronales Faconauto (concesionarios) y Ganvam (distribuidores) explicaron este lunes en un comunicado que este descenso devuelve al sector a cifras de comienzos de la pandemia en 2020.

La falta de oferta, el paro de los portavehículos y la escalada del precio de los carburantes lastraron el mercado de ocasión en marzo, que cae por segundo mes consecutivo, situándose en 170.595 unidades vendidas, un 7,1% menos que en el mismo mes de 2021

Por tramos de antigüedad, la mayor caída se registró en las ventas de modelos de entre 1 y 3 años, que se desplomaron un 42,9% entre enero y marzo, con un total de 26.614 unidades.

Solo durante el mes pasado, las operaciones con estos vehículos cayeron un 39,6%, hasta situarse en las 10.502 unidades vendidas.

El mercado de segunda mano sigue sostenido en las ventas de vehículos de más de 15 años, que concentran el 37,2% de las operaciones hasta marzo y acumulan un crecimiento del 13,4%, hasta alcanzar las 167.120 altas en el primer trimestre. En marzo, las operaciones con estos modelos tan antiguos crecieron un 6,6% y, con un total de 64. 583 unidades, supusieron casi el 38% del mercado.

El mayor crecimiento se produjo en las ventas con modelos de entre 5 y 8 años, que acumulan una subida del 17% hasta marzo, con 43.145 unidades transferidas. Durante el mes pasado, estos modelos, procedentes sobre todo de mercados exteriores, registraron un aumento de casi el 10%, con 16.794 unidades. De hecho, atendiendo a la distribución de ventas por canales, las importaciones acumulan una subida del 52,7% hasta marzo.

Respecto a las fuentes de energía, los datos de las patronales siguen mostrando un retroceso de los motores tradicionales. Así, las operaciones con vehículos usados diésel, que representaron el 59% de las operaciones en marzo, cayeron un 9,2% durante el pasado mes; mientras que los de gasolina, por su parte, cayeron un 7,5%, hasta situarse en las 60.919 unidades, concentrando el 35,7% del total. Al cierre del trimestre, las caídas se moderan, suavizándose al 4,2% el descenso de las ventas con usados diésel y al 2,1% las de gasolina.

En cuanto a las propulsiones alternativas, los modelos eléctricos puros de segunda mano crecieron un 40,7% en marzo, hasta alcanzar las 1.216 unidades. Estos modelos, aunque apenas representan todavía el 0,7% del mercado, acumulan una subida del 52,2% en el primer trimestre.

Según el director de Comunicación de Faconauto, Raúl Morales, «el mes de marzo ha sido un desastre en todos los sentidos, y esto se ha visto reflejado en el mercado de ocasión que tradicionalmente es el que más aguanta el golpe. A la ya alargada crisis de los microchips se le han sumado este mes la huelga de transportes y la guerra en Ucrania, un cóctel que ha repercutido muy negativamente en las ventas».

Para la directora de Comunicación de Ganvam, Tania Puche, «el mercado de ocasión no deja de ser un reflejo del de nuevos y, aunque es más estable, también sufre las consecuencias de la falta de oferta derivada de la crisis de los chips, la huelga del transporte y la escalada del precio de los carburantes; un clima de incertidumbre que, agravado por la guerra en Ucrania, lastra las ventas. A este ritmo, las previsiones apuntan a que el ejercicio terminará todavía cerca de un 4% por debajo de las cifras prepandemia».