Más de una centuria de existencia y miles de aplicaciones, ¿sabes de qué se trata?

0
119

Parece mentira que así sea, pero lo cierto es que lo habitual entre la sociedad actual es no prestar demasiada atención a todo aquello que nos rodea, en detrimento de una atención cada vez más focalizada en unas pequeñas pantallas que en no pocas ocasiones ponen en peligro a usuarios de todo el mundo.

Y es que, esa curiosidad que en otros tiempos condujo a unos cuantos a idear cosas que hoy son el día a día de la sociedad, parece haber cambiado o en todo caso estar dirigida hacia otros ámbitos. Y mientras los aparatos inteligentes toman los hogares de buena parte de la población mundial, muy pocos son los que se preguntan de qué manera se llegó a semejantes aparatos.

Es común, e incluso habitual, que las personas acudan a los supermercados y a los aeropuertos para coger un avión, o reciban en sus casas paquetes procedentes de un creciente comercio online. Es posible que muy pocos vean que los anteriores tienen un elemento en común, se trata de las cintas transportadoras, presentes en las cajas de los supermercados, la recogida de equipaje de los aeropuertos y también en la mayoría de empresas que tienen algo que ver con la logística.

En cualquier caso, y tal y como indican desde Bandas Robero, especialistas en cintas transportadoras para el sector de la industria, “las cintas transportadoras forman parte del día a día de cualquier persona y, sin embargo, no pocos se sorprenden al descubrir que son ampliamente utilizadas en el sector alimentario, textil, centros logísticos, industria cerámica, centros de reciclaje, entre muchos otros”.

Pero la mayoría se sorprenden mucho más al saber que las primeras cintas transportadoras datan del siglo XVIII, si bien, cabe decir que tenían poco que ver con las actuales, aunque lo cierto es que el fin era el mismo. Ya en el siglo XIX, concretamente en 1901, Sandvik inventó y comenzó la producción de cintas transportadoras de acero. Y, en 1913, Henry Ford introdujo la cadena de montaje basada en cintas transportadoras en las fábricas de producción de la Ford Motor Company.

Y es que, las cintas transportadoras tienen una enorme cantidad de ventajas que han logrado que más de 100 años después de su invención sigan empleándose en multitud de sectores de actividad, entre ellas, se encuentran que permiten el transporte de materiales u objetos a gran distancia, que son capaces de adaptarse al terreno, que tienen una gran capacidad de transporte sin alterar el producto y, entre las preferidas de los empresarios está que permite aumentar la cantidad de producción.

Sin duda, sus ventajas y versatilidad han sido su mejor garantía de supervivencia.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here