Millenials: una nueva forma de trabajar que ha revolucionado las oficinas

0
109

Cuando parece que las contrataciones comienzan de nuevo a despuntar entre las empresas, hay algo que se debe tener en cuenta. Ahora es la generación Millenial o la llamada Generación Y la que concurre a los puestos de trabajo.

¿Qué significa esto? Que, tras la digitalización, es el momento también de adaptar las compañías y los espacios de trabajo a una nueva oleada de trabajadores que prefieren espacios más colaborativos, abiertos y mucho más dinámicos.

“El trabajo ya no se entiende como en generaciones anteriores sino como una oportunidad de desarrollarse y de disfrutar a la vez. Los retos online cada vez requieren mayor innovación y especialización y estos nuevos jóvenes están acostumbrados a ir adaptándose a la velocidad de la red sin pestañear” comenta Martín López, director comercial de Ofita.

¿Cómo debe ser entonces la oficina de las nuevas generaciones?

Aunque suene algo raro, lo cierto es que las propias empresas deberán ir adaptando, al igual que se han digitalizado, sus oficinas a las nuevas necesidades y a los nuevos tiempos, donde “aquellos que estén más comprometidos e identificados en su lugar de trabajo, son más felices y, por tanto, acaban siendo hasta un 30% más productivos”.

La sociedad está cambiando. Ahora es el momento de dar paso al mercado laboral a unos jóvenes, más que preparados, dispuestos a revolucionar la forma de entender la empresa y el trabajo. Pero, ¿cuáles son sus requisitos según Ofita?

  1. Espacios colaborativos: el trabajo en equipo es vital en la nueva forma de entender la empresa. Se debe pasar de una mesa individual a una conjunta. De hecho, este nuevo estilo de área colaborativa ya son protagonistas en más de un 65% de los nuevos espacios corporativos. Sin duda, la llegada de los llamados millenials y centennials a las compañías incrementará este porcentaje. Emerge el desk-sharing, como se apoda a esta tendencia, principalmente entre los más jóvenes.
  2. Los espacios ya no son estáticos sino que deben ser capaces de irse adaptando a las necesidades y demandas de las nuevas generaciones y sus nuevas formas de trabajo.
  3. La creación y habilitación de espacios informales son una de las importaciones de la cultura anglosajona. Un espacio de ocio o recreación, una cafetería más original y un espacio de descanso van haciéndose hueco en las viejas organizaciones para permitir la comunicación de los trabajadores rompiendo las barreras interdepartamentales. Empresas como Google, Microsoft, Amazon o cualquiera de las de Silicon Valley creen que esta es la clave del éxito y motivación.
  4. El acceso directo a la tecnología, con las últimas novedades y acceso a aplicaciones punteras mejora necesariamente la productividad y la economía del tiempo. Los nuevos integrantes de las plantillas son nativos digitales y saben sacar el mejor partido a todo lo que hoy en día ofrece la tecnología. Serán necesarios, por tanto, espacios de trabajo conectados que faciliten el contacto virtual y el acceso a todas sus herramientas tecnológica.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here