¿Qué esperar de las criptodivisas en 2022?

0
223

Metaverso, criptomonedas, digitalización…todos los términos que han copado titulares en la prensa económica durante 2021 seguirán muy presentes a lo largo del 2022.

Pese a que durante cierto tiempo las criptomonedas habían generado dudas, es este año cuando parece que van a despegar como nunca, posicionándose como una inversión de referencia no solo en el corto plazo sino, sobre todo, a largo plazo.

Pero, ¿qué nombres hay que retener si es la primera vez que se aproxima uno a las criptodivisas?

Según comentan desde compracryptomonedas.es, «hay opciones de gran interés entre las criptomonedas más allá del bitcoin. Cardano, probablemente Ethereum y Polkadot son tres que habrá que seguir de cerca porque se espera que 2022 sea el año de su despegue y asentamiento. No habrá que perder de vista tampoco la evolución de las transacciones en el Metaverso. Eso puede marcar la diferencia«.

Entre los tokens más habituales es probable que destaque lo que algunos llaman gemas, que no dejan de ser algunos modelos de cripto que tienen detrás un proyecto que puede hacer que consigan mayores rentabilidades y resultados.

Cada vez, pese a lo que muchos vaticinaban, los valores y estabilidad de este tipo de moneda virtual es más fiable. De hecho, según la opinión de la startup de compracryptomonedas, serán la facilidad de operar, la escalabilidad o la propia estabilidad la que marcará cuáles van a ser más importantes durante el año según consigan el apoyo de los inversores.

Más que el bitcoin, los expertos consideran que son las descentralizadas, consideradas bajo el nombre DeFi que apuestan por contratos inteligentes y fondos de inversión en su totalidad cripto, algo que no consigue la más famosa de ellas. Es por ello que, según se espera, sea el pequeño inversor el que más atención y fiabilidad ofrezca a pequeñas monedas frente a la que hizo poner en la economía este universo.

De hecho, desde que se lanzara el primer bitcoin en 2008, nunca antes se habían tenido tan en cuenta las transacciones con divisas digitales como ahora. Es el momento de ellas. Es el momento de apostar por entrar en una nueva economía global que habla un único idioma: el digital.