Redeia culmina la operación de 815 millones de inversión en el capital de cinco concesiones de transporte eléctrico en Brasil

– Para la antigua Red Eléctrica supone una inversión de 200 millones

MADRID, 30 (SERVIMEDIA)

Redeia, a través de Argo Energía, y Grupo Energía Bogotá (GEB), culminó este miércoles la operación con el fondo de inversión Brasil Energia FIP – gestionado por Brookfield-, para adquirir el 100% de las acciones de cinco líneas de transporte eléctrico en Brasil, por un valor de 815 millones de euros.

Según informó la antigua Red Eléctrica a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la operación quedaba sujeta al cumplimiento de términos y condiciones usuales para este tipo de transacciones, incluyendo, entre otros, la autorización del regulador Agência Nacional de Energia Elétrica (Aneel) y la autoridad de competencia en Brasil (CADE).

Tras la obtención de todas las autorizaciones requeridas por parte del regulador Aneel, de la autoridad de competencia del Brasil, el Consejo Administrativo de Defensa Económica (CADE), y los principales financiadores de las concesiones, las partes han concluido el proceso de adquisición de la totalidad de las acciones ordinarias de las cinco concesiones.

Esta operación supone una inversión para Redeia de unos 200 millones de euros (por el 50% correspondiente a su participación en Argo Energía) y convierte a Argo Energía en uno de los principales transportistas en el país de Sudamérica con mayor crecimiento en el sector.

Argo Energía es la compañía que en 2019 adquirieron Redeia y Grupo Energía Bogotá, a partes iguales, en el marco de una alianza a largo plazo para el desarrollo de las infraestructuras eléctricas de alta tensión en Brasil.

Hoy, la empresa cuenta con más de 135 empleados y es propietaria de cuatro concesiones por un plazo de 30 años, gestionando en total 1.743 kilómetros de líneas de transmisión de 500 kilovoltios (kV) y 230 kV y 13 subestaciones totalmente operativas.

Las cinco concesiones adquiridas ahora a Brasil Energia FIP se encuentran en operación comercial y suponen 2.416 kilómetros de líneas de transmisión de 500 kV y 230 kV, 20 subestaciones y unos ingresos de tarifa (RAP 2021/2022) que ascienden a unos 133 millones de euros, y un Ebitda estimado para 2022 de 122 millones de euros.

Gracias a esta adquisición Argo Energía duplica su tamaño y refuerza su liderazgo, especialmente en la región noreste de Brasil, «una de las áreas con más potencial renovable y con mayores necesidades de desarrollo de infraestructuras en el país».

La adquisición se lleva a cabo mediante la inversión conjunta de Argo Energía (62,5%) y de Grupo Energía Bogotá (37,5%) implementando un modelo de co-gobernanza entre Redeia y Grupo Energía Bogotá.

Una vez formalizada, Redeia cogestiona una red de un total de 4.159 kilómetros de líneas en Brasil, que se suma a los 1.686 kilómetros que ya gestiona en Perú y los 1.729 kilómetros de Chile.