Telefónica dice que el «poder de mercado» de los gigantes de Internet impide un acuerdo para financiar las redes

– «El éxito de estas plataformas sería inimaginable sin las tarifas planas» de las ‘telecos’, señala el director de Políticas Públicas Digitales

MADRID, 15 (SERVIMEDIA)

El director de Políticas Públicas Digitales de Telefónica, Juan Luis Redondo, ha asegurado que el «poder de mercado» que tienen las grandes plataformas de Internet impide alcanzar un acuerdo con los operadores para financiar las redes de telecomunicaciones.

«El actual ecosistema de Internet europeo está fuertemente desequilibrado. En la última década se ha producido una inmensa transferencia de valor no solo de los operadores de telecomunicaciones europeos a las grandes empresas de Internet, sino de todos los ciudadanos europeos a estas grandes empresas. Esta situación es difícilmente sostenible y no puede ser la base de la evolución hacia la próxima etapa de Internet, de la Web3 y el metaverso. Esta nueva etapa requiere un nuevo modelo», señala el directivo de Telefónica en un artículo en el blog de la compañía.

Según Redondo, el éxito de las actuales plataformas de distribución de contenidos en ‘streaming’ y de las grandes plataformas de difusión de vídeo «sería inimaginable si no contaran con el apoyo de los usuarios que disfrutan de tarifas planas de acceso a Internet».

Redondo lamenta que a la reclamación de las ‘telecos’ de una contribución equitativa de los originadores de grandes tráficos, se haya reaccionado de forma negativa haciendo una comparación con un imaginario mercado de la electricidad en el que las empresas de distribución de electricidad exigirían un pago a los fabricantes de electrodomésticos. «Es difícil entender esta afirmación cuando se compara un mercado de pago por uso como el eléctrico con un mercado dominado por las tarifas planas», sostiene el responsable de Políticas Públicas Digitales de Telefónica.

A su juicio, no tener que soportar el coste de red fomentó la proliferación de proveedores de contenidos y servicios, llevando a Internet al éxito que es hoy. «Pero también hizo que estos proveedores de contenidos fueran insensibles al coste real que suponía para los operadores de telecomunicaciones el tráfico que generaban sus servicios», agrega. «La solución por la que parecen abogar los originadores de grandes tráficos en Internet sería aumentar los precios a los usuarios. Pero el acceso a Internet es un mercado de doble cara, en el que ahora mismo sólo una, la de los usuarios, está pagando por el servicio, pero la otra, la de los originadores de grandes tráficos, no».

Para Telefónica, si no cambia el modelo actual, «se perpetuará la transferencia de valor de los usuarios a las grandes empresas de Internet». «Los usuarios han financiado con sus cuotas de acceso las redes de telecomunicaciones que utilizan estas grandes empresas en su negocio, sin que ellos contribuyan de forma significativa, y con independencia de que los usuarios accedan o no a los servicios prestados por dichas grandes empresas. Un aumento de los costes provocado por empresas cuyo modelo de negocio no se ve afectado por estos costes crea ineficacia en el conjunto del sistema. El hecho de que tan sólo 6 empresas sean responsables del 60% del tráfico que circula por todas las redes de Europa debería ser una señal muy clara de la necesidad de revisar un modelo tan desequilibrado».

Redondo remarca que la exigencia del pago de este precio por el servicio prestado forma parte de la conversación pública de Telefónica desde hace más de diez años, y ha formado parte de las conversaciones con las grandes plataformas. «Si este acuerdo racional no ha sido posible, es sencillamente por el poder de mercado del que gozan estas compañías globales», indica el directivo de Telefónica.