10 cosas que puedes hacer si solicitas créditos personales

0
420

Solicitar un préstamo o un crédito siempre debe ser la última opción, pero es cierto que muchas personas han solicitado, o solicitarán, dinero prestado a una entidad alguna vez en sus vidas. Lo cierto es que, y menos en la actualidad, no siempre se pide dinero prestado por capricho, simplemente, es necesario contar con él y hoy en día no lo ponen fácil para salir adelante.

Cuando es necesario endeudarse, lo mejor es hacerlo de manera inteligente y responsable. No vale la pena contraer una deuda para conseguir un bien de consumo rápido, pues el bien ya no se tendrá, pero la deuda va a permanecer junto con los intereses que debamos pagar por ese dinero. Ciertamente, en algunas ocasiones se pide dinero prestado incluso para poder comprar comida, ese es un endeudamiento necesario, y existen más motivos para pedir un crédito personal como los que veremos a continuación.

¿Por qué solicitar un crédito personal?

  • Si no llegas a final de mes, es normal pedir un crédito personal de manera puntual. Pero has de tener en cuenta que, si lo solicitas a una empresa prestamista de capital privado, con la que te será más fácil conseguir el dinero, deberás devolverlo en un corto plazo de tiempo, normalmente treinta días dependiendo de la cantidad adeudada. Si este mes no tienes dinero, debes tener la seguridad de que el mes que viene sí lo tendrás para hacer frente a la deuda.
  • Para comprar un vehículo, siempre y cuando sea totalmente necesario. Endeudarse por capricho puede ser un problema. Además, debes tener en cuenta que el valor de tu vehículo irá descendiendo con los años, pero tú seguirás pagando un crédito más los intereses.
  • Para comprar algún tipo de herramienta destinada al trabajo. En este caso, sí se trata de un endeudamiento inteligente. Dicha herramienta puede ser desde un ordenador, programas informáticos, hasta un vehículo que te permita realizar el trabajo. Este punto se trata de una inversión, se contrae una deuda para ganar más dinero, así se podrá devolver la deuda y se obtendrán beneficios.
  • Para pagar una factura que no se puede aplazar. Hay facturas que se deben pagar de inmediato, como puede ser el fontanero, el taller o los suministros.
  • Los gastos escolares de los niños son un total desequilibrio en el presupuesto de las familias. Si has gastado de más, necesitarás pedir un crédito personal para comprar el material escolar y la ropa de los niños, que crecen cada año.
  • Para realizar un viaje, pero un viaje del que se vaya a sacar algún provecho. Pasar unas vacaciones en el Caribe puede ser muy tentador, pero si se pide un crédito personal para lograrlo, esas vacaciones, una vez finalizadas, van a costar más dinero y se seguirá pagando mientras las olvidamos en el trabajo. Un viaje puede tener provecho si se trata de prepararse una entrevista de trabajo, una reunión, para ver a los hijos que viven en el extranjero o para aprender algo en concreto.
  • Para pagar la universidad. Algunas empresas prestamistas de capital privado conceden créditos personales a estudiantes, de hecho tienen un tipo de créditos destinados a ellos. Eso sí, será necesario contar con unos ingresos suficientes y estables. Lo bueno es que pueden provenir de una beca.
  • Para realizar reformas en el hogar o en el lugar de trabajo, siempre y cuando esas reformas sean necesarias. Endeudarse para renovar la cocina por capricho no es un endeudamiento inteligente.
  • Para pagar otra deuda. Si se está incluido en un fichero de morosos, es posible, con algunas empresas prestamistas de capital privado, solicitar un crédito personal. Si ese dinero se destina a pagar la deuda que ha dado lugar a que nuestros datos se encuentren en ASNEF u otro fichero de morosos, una vez retirados los datos será más fácil solicitar nuevos créditos y con mejores condiciones. También, se podrán solicitar créditos a entidades bancarias, algo que no es posible si se está en ASNEF.
  • Pagar gastos médicos o de veterinarios. La salud dental, por ejemplo, es muy importante, no solo por estética, también por alimentación, y sabemos lo que cuesta ir a un dentista… También, si tenemos mascotas, sabemos cuánto se las quiere, y en el caso de que estén enfermas, el veterinario puede ser también bastante caro, dependiendo de la enfermedad que sufra nuestro animal.

Solicitar créditos personales a empresas prestamistas de capital privado es bastante fácil, ya que piden pocos requisitos. Eso sí, es indispensable contar con unos ingresos mensuales, para algunas empresas privadas no importa su procedencia. Sin embargo, esa facilidad puede hacer que se convierta en una manera de financiación regular, algo nada aconsejable ni siquiera por las propias empresas prestamistas.

Los créditos deben ser utilizados para cosas necesarias, incluso si las empresas de crédito detectan que no se está utilizando el dinero de manera responsable y que se destina a una manera de financiación regular, pueden denegar el próximo crédito, aunque el anterior haya sido abonado sin incidencias. Para elegir la empresa prestamista que ofrece las condiciones que mejor se adapta a cada caso, el comparador de créditos de Crediteria es la solución.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here