Bienestar emocional, el objetivo a trabajar este verano

0
13

 Hispamer Noticias2021 está considerado uno de los años más duros de las últimas décadas. Al miedo social por el contagio se han sumado las preocupaciones laborales, financieras y personales.

De hecho, todo lo soportado durante 2020 está, según constatan ya los expertos, pasando factura a la salud mental de la sociedad, independientemente de la edad y que se traduce en episodios de inseguridad, angustia, ansiedad y, en algunos casos, depresión.

Por eso, estas vacaciones deben centrarse en la desconexión real, en volver a encontrarse con las sensaciones y sentimientos y buscar ese equilibrio de descanso, meditación y tranquilidad que permita poner de nuevo el bienestar emocional por delante.

¿Cómo? 5 consejos para conseguirlo

  1. Aprovechar para el descanso real. Se trata de descansar, tener sueño de calidad y recuperarse de todo el cansancio acumulado. El cuerpo necesita recuperarse de toda la tensión y conseguir establecer un horario de sueño reparador será clave para ello porque, directamente, repercutirá también en las sensaciones y sentimientos.
  2. Es el momento para pasear, caminar por la montaña, playa, río o cualquier calle urbana. Se trata de ir sin prisa, disfrutando del entorno según las preferencias, de hacer ejercicio de forma sutil tan solo dando un paseo y dejando que la mente vague libre. Pararse, fijarse en los detalles, disfrutarlo…
  3. Retomar las cosas aparcadas: lectura, un concierto, visitar un museo, hacer algún deporte de aventura…todo cuenta y ayuda a sentirse bien. Se trata de recuperar todo lo que la rutina relega.
  4. Escribir. Algo que parece complicado puede ser más que esclarecedor. Contar tipo diario lo que se ha hecho, hablando incluso en tercera persona si eso lo hace más sencillo, permite dejar que lo que hay dentro salga, que quede plasmado un sentir, una sensación. Retomar y leerlo a los días ayuda a ver el camino recorrido y se ve con claridad todo.
  5. Comer bien. Algo que el día a día complica sobremanera en la mayoría de los casos debe remediarse. Ser consciente de los ingredientes, de la forma de cocinarlos, de los sabores…en realidad, comer despacio y disfrutando.

Solo estos cinco pasos, asequibles para todo el mundo, pueden marcar la diferencia a la vuelta.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here