Botín asegura que Santander no tiene interés en adquisiciones en España y Europa

0
40

MADRID, 01 (SERVIMEDIA)

La presidenta del Banco Santander, Ana Botín, afirmó este viernes que en el Banco Santander «no estamos interesados en participar» en un proceso de consolidación en España y Europa y «no necesitamos adquisiciones para impulsar el crecimiento».

Durante la Junta General de accionistas que el banco celebró hoy en su sede de Boadilla del Monte, en Madrid, Botín respondió a las preguntas de los accionistas.

Ante la cuestión sobre si el Santander participará en un proceso de consolidación en España y en Europa, la presidenta del banco comentó que hay «mucho» margen en la propia base de clientes y en el acceso a nuevos clientes para crecer de manera orgánica.

«En Europa, cuanto más integración financiera tengamos, mejor será para el sector», opinó, para acto seguido puntualizar que los bancos europeos son «pequeños» porque, entre otros motivos, no existe un mercado único europeo y la consolidación del sector requiere «pasos que todavía no se han dado» y que dependen de los reguladores. «Nosotros seguimos a lo nuestro» y «tenemos plena confianza en nuestra estrategia», agregó.

Respecto a las preguntas sobre el dividendo, Botín justificó que el hecho de que el banco sitúe la remuneración al accionista entre el 40% y el 50% del beneficio ordinario frente a «algunos comparables», que lo tienen más elevado, se debe a que parte del capital se destina a inversiones nuevas que «nos permitirá tener un modelo de negocio sostenible en el futuro, más allá del corto plazo».

La banquera indicó que desde 2014 el banco ha repartido cerca de 22.000 millones de euros en dividendos y el reparto con cargo a los resultados de 2021 supondrá unos 3.400 millones de euros contando el dividendo en efectivo y dos programas de recompra de acciones. Botín defendió que «una de las mejores maneras» para aumentar el valor de la acción es con la recompra.

Precisamente, los accionistas aprobaron todos los puntos del orden del día de la Junta, entre ellos, el reparto de un dividendo complementario en efectivo de 5,15 céntimos de euro por acción, pagadero a partir del 2 de mayo de 2022. Junto con el primer dividendo, pagado en noviembre de 2021, el dividendo en efectivo total con cargo a los resultados de 2021 se sitúa en 10 céntimos de euro.

También dieron luz verde a un cambio de poderes en la cúpula por el que el consejero delegado, José Antonio Álvarez, deja de reportar a la presidenta del banco y pasa a hacerlo exclusivamente al Consejo, y el nombramiento de Germán de la Fuente como consejero independiente y la reelección de varios consejeros, entre ellos, Álvarez.

Algunos accionistas criticaron los sueldos de la cúpula, a lo que Botín respondió que las retribuciones de los consejeros ejecutivos están «en línea» con las que se pagan a estos cargos en empresas comparables y aseveró que el banco paga «salarios competitivos a todos los niveles profesionales».

Destacó que desde 2014 el coste de la alta dirección del Santander ha bajado un 33%, mientras que los beneficios se han doblado, y se ha reducido el número de miembros del Consejo de 27 a 15.

Respecto a la brecha salarial de género en el banco, Botín relató que solo el 26,3% de las mujeres empleadas ocupan puestos de alta dirección y «no es suficiente», aunque recordó que este porcentaje se ha elevado. Indicó que el 32,3% de la brecha salarial procede de la menor representación de las mujeres en puestos directivos y afirmó que se está avanzando «mucho» en ese aspecto.