Catering, apuesta segura de particulares y empresarios para sus eventos

0
499

Bien raro es, a día de hoy, encontrar sobre la faz de la Tierra a un adulto humano que no haya asistido, bien por placer, bien por obligación, a algún evento en el que la comida se haya convertido en elemento indispensable. Y es que, el catering se ha convertido para empresas, eventos y también para particulares en una gran opción para garantizarse el éxito absoluto de cualquier evento en el que la comida, en forma de pequeños tentempiés o canapés hace sombra a los más ricos manjares servidos en plato. Las cifras indican que la apuesta por el catering ha ido aumentando en la última década, tendencia que continuará durante el presente 2019 y también en año que está por llegar, no aventurándose los expertos a hacer un pronóstico más allá. No obstante, cabe destacar el aumento del catering a domicilio en Madrid o en cualquier otra comunidad, ya que en el ámbito empresarial es sin duda la opción más solicitada y consolidada.

Son, por lo tanto, cada vez más los que apuestan por esta opción conscientes de que también se conquista por el paladar, y apostando en estos casos por la profesionalidad, la elección de las mejores materias primas y el buen hacer artesanal de aquellos que cuentan con décadas de experiencia a sus espaldas, que unidas a la innovación y la fusión gastronómica que prima hoy en día, harán de cualquier evento un enorme éxito.

Y es que, para los pocos que todavía no estén al tanto, cabe comentar que está comprobado que la comida y bebida promueven una mejor comunicación entre los asistentes a cualquier evento o reunión, y teniendo en cuenta que la buena comunicación es la clave de todo gran éxito empresarial, no debería obviarse esta opción, sino más bien, todo lo contrario.

No obstante, y a pesar de que existan muy pequeñas excepciones, las empresas en general llevan años apostando por la contratación de este tipo de servicios para todos sus eventos y cosechando éxitos juntos, no siendo, por lo tanto, esta la novedad.

Tal y como se comentó anteriormente, el catering a domicilio en Madrid o en cualquier otro lugar es el que ha aumentado en los últimos años, quién sabe si fruto de la falta de tiempo, de la vagancia o de la emancipación cada vez más clara de un anfitrión que no desea pasar más tiempo en la cocina que el que pasaría cualquiera de sus invitados.

Y es que, ser un buen anfitrión es mucho más que ofrecer a los invitados una comida exquisita servida en el ambiente más agradable y distendido posible. Ser anfitrión también implica conversar con los invitados, dedicándoles tiempo y haciéndoles sentir que su presencia allí no es casual, sino esencial, aunque no más que la de cualquier otro invitado. No habiendo para lograrlo, mejor aliado que el catering.