La importancia actual de los Recursos Humanos

0
127

Si ya de por sí el Departamento de Recursos Humanos era clave en el devenir de una empresa, hoy, con los cambios que se están viviendo, la actualización constante de perfiles y la digitalización, lo es aún más. En realidad, su nombre revela su relevancia: gestionar los recursos humanos. Es decir, a todo el organigrama que trabaja en una empresa en vertical y horizontal.

Aunque muchos piensan que la labor exclusiva de los profesionales de ese sector es la contratación de personal para cubrir vacantes o bajas, nada más lejos de la realidad.

«La función del departamento va mucho más allá de la selección de nuevos trabajadores. Es la base desde la que se articula también el bienestar de los trabajadores, su posibilidad de ascenso y promoción dentro de la compañía para no perder el talento, el fomento de la formación para potenciar las habilidades de cada trabajador y sacar partido a todo el conocimiento haciendo sinergias interdepartamentales que faciliten el trabajo a los empleados y optimicen al máximo los resultados de la empresa» explican desde escuelas de formación dedicadas a esta materia.

Funciones del departamento de Recursos Humanos que pocos conocen

En un contexto económico donde la logística, el almacenaje y los envíos se han vuelto cruciales a nivel económico, cualquier departamento de RRHH que se precie tendrá que coordinar no solo las contrataciones sino la gestión de equipos y rotaciones, la búsqueda del bienestar de la plantilla gestionando también sus libranzas y, en caso de campañas especiales, incorporando en los nuevos turnos personal capacitado para aliviar la carga en cada horario. De hecho, son empresas como Asemwork las que facilitan este tipo de apoyos puntuales.

Pero eso es solo la punta del iceberg. En este departamento reside la necesidad de conseguir que todo el que trabaja en la compañía esté bien a todos los niveles. Es decir, que sea valorado su talento, que sea capaz de desarrollarse dentro de la compañía, que, aunque venga de una empresa de trabajo temporal para una campaña puntual, si lo hace bien y encaja con el organigrama, tenga posibilidades de quedarse, facilitar todos los trámites administrativos para los empleados o, incluso, detectar las necesidades de mejora de los departamentos para aplicar cambios.

El bienestar depende de ellos. Es por eso que se fomenta el diálogo dentro de la empresa recogiendo las opiniones y también sugerencias que, en algunos casos, dan las pistas para las mejoras a realizar siempre que sean viables. «En este tiempo han sido claves para negociar con la empresa una conciliación real de la vida laboral y familiar. De hecho, el teletrabajo supuso un verdadero reto para trasladar todas las necesidades a cada persona para el desempeño de sus tareas de la mejor forma posible» explican.

Es, sin duda, uno de los departamentos clave para que la empresa funcione de forma correcta, sus trabajadores puedan dialogar y buscar incluso mejoras que sirvan para ayudar a mejorar los resultados y, sobre todo, que hagan sentir orgullosos a quienes son, sin duda, el mejor activo de cada compañía: sus trabajadores.