Las bajas laborales por salud mental en menores de 35 años suben un 30,9% y la baja media dura casi 100 días

0
27

– Desde 2015 a 2021 la incidencia de bajas por salud mental ha aumentado un 17,3% en todos los grupos de edad

MADRID, 26 (SERVIMEDIA)

Las bajas laborales por enfermedades relacionadas con la salud mental aumentaron un 30,9% en menores de 35 años en el periodo 2015-2021, según se desprende de un estudio realizado por Fremap, mutua colaboradora con la Seguridad Social. Además, la baja media por este tipo de patologías dura 97,6 días, un 45,6% más desde 2015.

El ‘Estudio de la evolución de los trastornos mentales y del comportamiento en la incapacidad temporal’ elaborado por Fremap analiza 380.000 bajas de una muestra de 3 millones de trabajadores en el periodo 2015 a 2021. En esos siete años, la incidencia media de los procesos de incapacidad temporal por trastornos mentales y de comportamiento (TMC) mostró una tendencia al alza para todos los grupos de edad con una subida del 17,36%, según la investigación.

El mayor incremento de la incidencia se registró en el grupo de menos de 35 años, que pasó del 1,65 en el año 2015 al 2,16 en 2021. Ello supone un incremento del 30,91%, frente al 8,28% en el grupo de edad de más de 49 años y el 14,37% del grupo de edad de 35 a 49 años.

Olga Merino, Coordinadora de Prevención y responsable del grupo de Psicosociología de Fremap, destacó el notable incremento de bajas relacionadas con salud mental en menores de 35 años y de la duración media de todas las bajas relacionadas con estas patologías. «Es sorprendente el aumento de más del 30% de bajas en menores de 35 años y también lo es que la baja media esté en casi tres meses, lo que supone muchísimo tiempo. Pensemos que estas bajas las pagamos entre todos a través de la Seguridad Social y se deben poner los medios para que haya una adecuada salud emocional entre los trabajadores».

Sobre las causas que están detrás de este incremento, Merino explicó a Servimedia que en el estudio se analizan los datos y no se puede hablar de causas, «pero está claro que detrás de las bajas laborales relacionadas con trastornos mentales están las nuevas circunstancias laborales, el teletrabajo, la presión en el puesto de trabajo por diferentes causas e incluso la incertidumbre del mercado laboral».

Además, la incidencia de bajas por trastornos mentales y de comportamiento alcanzó su nivel máximo en el año 2019 (2,15%) y, tras la caída producida en 2020, año de comienzo de la pandemia, «en 2021 muestra un incremento (1,96%), que la sitúa en valores cercanos a los registrados con anterioridad a la pandemia», como indicó el informe.

En cuanto a incremento de la duración media de las bajas por esta causa, los mayores aumentos se registraron en el grupo de 35 a 49 años, que pasó de 67,76 días en el año 2015 a 100,57 días en el año 2021, con un incremento del 48,42%. El grupo de edad de más de 49 años incrementó la duración de la baja un 46,45% y el de menos de 35 años, lo hizo un 29,55%.

Es destacable que, según el informe, las bajas laborales derivadas de estas patologías (si se exceptúa el impacto de la covid-19) ocasionaron durante 2021 el 15,04% de los días de baja, lo que supone el segundo grupo de enfermedades que más días de baja han generado, por detrás de los trastornos musculoesqueléticos.

Las empresas y los trabajadores tienen una responsabilidad para prevenir y evitar las bajas laborales relacionadas con la salud mental. «Se impone la necesidad de incluir una nueva figura, el psicólogo de empresa», concluyó la psicóloga Olga Merino.