Los localizadores, a prueba para encontrar todo más rápido

0
17

Christoph Dernbach (dpa) – Los localizadores de llaves existen desde ya hace un tiempo y hasta hace poco el mercado estaba dominado por la empresa Tile, aunque también había otros proveedores en este segmento comparativamente pequeño.

Pero desde hace unos meses, dos grandes jugadores desembarcaron en el negocio, Apple y Samsung.

¿Cómo funcionan en el día a día los localizadores Galaxy SmartTag y SmartTag+ de Samsung, Apple AirTag, Tile Pro y Musegear Finder 2? Una prueba de varios meses proporciona información.

Los AirTags de Apple y las dos variantes de Samsung SmartTag solo son compatibles con su propio ecosistema, por lo que se necesita un iPhone o un teléfono Samsung Galaxy para poder utilizarlos.

Apple demuestra otra vez cuán rápida puede ser la instalación de un gadget, ya que solo hay que desempacar el dispositivo, quitarle la envoltura, ponerlo junto al iPhone, tocar en “Conectar” y listo.

En cambio, el enlace del dispositivo de Samsung requiere un poco más de trabajo. En primer lugar, hay que realizar dos actualizaciones de firmware en los rastreadores y, además, instalar un complemento para una aplicación del smartphone.

Con Tile y el Musegear Finder 2, la configuración es más sencilla y se hace mediante la instalación de la app correspondiente.

Todos los dispositivos analizados cumplieron igual de bien su tarea principal, que es localizar un objeto ubicado a distancia indicando la dirección con una señal acústica.

Los AirTags de Apple y la versión pro del SmartTag de Samsung también admiten en los últimos metros el seguimiento en un entorno de realidad aumentada. El programa muestra en la pantalla con flechas e información sobre la distancia en qué dirección se debe buscar.

Esta opción de búsqueda requiere una conexión de radio a través de la banda ultra ancha (UWB).

Tile Pro y Musegear Finder 2 no son compatibles con UWB. En cuanto al smartphone, se requiere un iPhone 11 o más reciente para la búsqueda a través de UWB con el dispositivo de Apple. En el caso de Samsung, se puede utilizar con Galaxy Note 20 Ultra, Z Fold 2, S21 Plus o S21 Ultra.

Mientras que la búsqueda en los últimos metros mediante el uso de la realidad aumentada en la vivienda o en la oficina es casi un juego, la tecnología de la ultra banda ancha marca una enorme diferencia cuando se pierde un llavero fuera de las cuatro paredes propias.

Lejos del alcance del Bluetooth, Tile y Musegear quedan derrotados. Los localizadores de Apple y Samsung, en cambio, pueden informar de su posición a través de los innumerables iPhones y Samsung Galaxy de otros usuarios.

En principio, este proceso debería funcionar también con el Tile Pro, sin UWB pero con Bluetooth. El proveedor promete que una búsqueda masiva llevará al objetivo.

El requisito, sin embargo, es que la aplicación Tile también esté instalada en los smartphones de las personas que se encuentren en las inmediaciones y pueda transmitir por Bluetooth.

En la prueba práctica, se colocó un AirTag en un coche eléctrico para localizar su posición. Es una utilidad muy práctica del dispositivo cuando varios conductores de una familia comparten el coche pero no hay una plaza de aparcamiento fija disponible.

Los localizadores compatibles con UWB de Apple y Samsung fueron los que más llamaron la atención: pero los otros dos candidatos a la prueba tampoco dejan de ser interesantes, porque pueden utilizarse tanto con un iPhone como con cualquier smartphone Android.

Además, ambos localizadores pueden hacer un truco que ni siquiera los AirTags lo tienen, ya que se pueden utilizar para hacer sonar el teléfono inteligente con solo pulsar un botón. Esto también funciona cuando el teléfono está en silencio.

Una ventaja que tiene el Musegear Finder 2 es que con la aplicación actual el localizador vuelve a tener una función de disparo remoto para la cámara del smartphone, que entretanto había desaparecido.

Los usuarios de celular que le dan mucha importancia a la protección de datos celebrarán que en el Finder 2 ya no hace falta registrarse. Tampoco se transmiten datos de la ubicación.

El Tile Pro impresionó en la prueba en particular por el gran alcance que tiene su Bluetooth, de más de 130 metros en condiciones ideales. Este localizador además tiene un sonido un poco más fuerte que los dispositivos de Apple y Samsung.

El AirTag necesita un accesorio para colgarlo, ya que Apple no ha dotado a su localizador de un ojal. Los que encuentren demasiado caros los bonitos colgantes de Apple, pueden optar por versiones mucho más baratas de otros fabricantes.