¿Pueden digitalizarse las residencias de mayores?

0
126

Es muy fácil plantearse la digitalización de las pymes como paso fundamental para sobrevivir en pleno siglo XXI.

Sin embargo, hay una serie de sectores que parece que no avanzan con este tipo de apuesta, que están estáticos y siguen los procesos que han funcionado en las últimas décadas sin apostar por la innovación.

Hasta hace poco, eso era lo que ocurría con las residencias de mayores. Más allá de la automatización de procesos internos como la monitorización de la medicación, constantes o incluso analíticas de sus pacientes, apenas había algo que innovara en el sector.

Ha sido una plataforma digital la que ha demostrado que es viable dar un paso al frente. miResi conecta residencias y centros para mayores con el público final ayudando así en la búsqueda de plazas y gestión de reservas.

Una herramientas más que útil que está sirviendo a cientos de familias a elegir destino para el retiro de la generación más mayor para asegurar que está cuidado como debe. De hecho, parte de la ventaja de esto pasa por no necesitar tener que ir de visita sino que, desde casa, se pueden ver los centros con plaza y enseñárselos al familiar.

«Basta entrar en www.miresi.es para encontrar las plazas disponibles. Es una herramienta que no solo ahorra tiempo a las familias para no estar llamando a todas las residencias sino a los propios centros, que de esta forma evitan llamadas largas comerciales que a veces dejan sin tiempo a sus trabajadores» explican.

En la actualidad, España cuenta con más de 370.000 plazas en residencias tanto públicas como privadas, un número en ascenso también gracias a la apuesta de muchos grupos que han decidido entrar en este sector. «Nuestro país tiene una población mayor que poco a poco va a ir en ascenso y va a necesitar asistencia. Los hijos cada vez pueden encargarse menos de los padres por los trabajos y por el retraso de la edad de jubilación. Si a eso se junta que cada vez nacen menos niños, es un servicio que va a estar cada vez más demandado y debe sumarse a las facilidades que ofrece la digitalización. Nuestra plataforma ha sido pionera, pero es solo el principio» explican.

De hecho, puede ser un paso claro hacia la estandarización también de la calidad de servicio y, sobre todo, a la apuesta por dar más acceso digital a los familiares con sus residentes. «Es necesario ir dando pasos para que puedan ver a sus familiares, contactar con ellos y dar seguimiento a su residencia» concluyen.