Radar.Taxi se presentará en la Feria del Taxi de Madrid

0
85

Radar.Taxi, que se presentará en el contexto de la Feria del Taxi de Madrid los próximos 11 y 12 de junio,  es un servicio innovador para solicitar el servicio de taxis basado en un concepto único, inspirado por la tecnología usada en aviación para la ubicación de los aviones y con ventajas tanto para el conductor como para el pasajero. Además, funciona en cualquier lugar del país.

Y todo, sin la necesidad de instalar una aplicación o llamar – después de tener que buscarlos – a números de teléfonos locales. 

Solo haría falta navegar por una web abierta, www.radar.taxi, donde se visualizará, en un mapa, cuáles son los taxis más cercanos y qué capacidad tendrán. Además, es multilingüe, detectando e informando a los turistas en su idioma al reconocer el idioma del teléfono durante la navegación. 

Desde el PC es la solución perfecta para hoteles, clínicas, restaurantes o clubes, aportando rapidez y una solución sobre la marcha.

“La ventaja de nuestra propuesta es que no tiene límite. Cualquier taxi puede afiliarse y cualquier usuario puede entrar al sitio web para ubicar el taxi que más le convenga. Además, se paga directamente al taxista” explican.

Entre las ventajas de afiliarse, el no pagar comisión por viaje, el ahorro de combustible al ser seleccionado por proximidad, recibir el pago directamente, como se mencionaba, o disponer de tecnología avanzada por un precio más que accesible y que no incrementa por tener más servicios. “Es la solución disruptiva al servicio de taxis oficiales beneficiándose de la tecnología que situó a los VTC a la vanguardia hace unos años” explican.

Así, el cliente puede filtrar el que aparezcan en el mapa solo los taxis que cumplen con sus requerimientos. Por ejemplo, conducido por una mujer, que lleve mínimo 6 pasajeros, que acepte tarjetas de crédito y que hable inglés.

Una vez seleccionado, calcula la ruta, el tiempo que tardará en hacerla, la distancia recorrida y ofrecerá un precio cerrado de acuerdo con lo establecido por las autoridades, que generalmente es más bajo que los radio taxis. De esta forma, el usuario no tiene la sensación de taxímetros que corren más o de rutas más largas. Está todo pactado previamente.

Al final del viaje, hay un formulario de evaluación y, los taxistas con mala evaluación, serán descartados en la plataforma ya que se trata de ofrecer servicio de calidad.