España podrá mantener la ‘tasa Google’ hasta el comienzo de 2023 y EEUU retirará los aranceles

0
45

España, Francia, Italia, Austria, Reino Unido y EEUU llegaron este jueves a un acuerdo para la transición desde los actuales impuestos digitales que algunos de estos países establecieron en sus países hacia la solución multilateral acordada hace dos semanas en el seno de la OCDE y el G20.

Así lo anunció el Ministerio de Hacienda en un comunicado en el que destacó que este acuerdo supone “una solución pragmática” -según la declaración conjunta de los seis países- que Hacienda considera “un acuerdo histórico en el marco internacional y poner fin a las medidas comerciales adoptadas en respuesta a la tributación digital vigente”.

El pasado 8 de octubre, 136 países del Marco Inclusivo OCDE/G20, que representan un 94% del PIB mundial, alcanzaron un acuerdo sobre un paquete de dos pilares para la reforma del marco fiscal internacional, que entrará en vigor en 2023.

El acuerdo supondrá, por un lado, la creación de un impuesto mínimo del 15% que se aplicará a las empresas con ingresos superiores a 750 millones de euros. Por otro lado, el acuerdo de la OCDE/G20 también conllevará la reasignación de algunos derechos impositivos sobre las empresas multinacionales desde sus países de origen a los mercados donde realizan actividades comerciales y obtienen beneficios, independientemente de si las empresas tienen presencia física allí.

Según destacó Hacienda este jueves, “esta reforma facilitará un marco fiscal más justo, más estable y mejor preparado para afrontar las necesidades de la economía global del siglo XXI”.

Así, en apoyo de este acuerdo, Austria, Francia, Italia, España, el Reino Unido y los Estados Unidos, han anunciado los términos de un ‘Acuerdo para la transición desde los actuales Impuestos sobre los Servicios Digitales a la nueva solución multilateral’, y se han comprometido a continuar las conversaciones en esta materia mediante “un diálogo constructivo”.

El acuerdo alcanzado este jueves por los seis países permitirá a los países que ya cuentan con un impuesto digital mantenerlo hasta la entrada en vigor en 2023 del nuevo sistema global acordado en el seno de la OCDE y el G20, al tiempo que Estados Unidos retirará los aranceles establecidos por la Administración Trump en respuesta a la creación de dichos tributos.

Tras el acuerdo, la ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, señaló que es “muy positivo”, al considerar que “demuestra la voluntad de España por llegar a consensos internacionales en temas tan importantes como mejorar la fiscalidad internacional para hacerla más justa”. Asimismo, resaltó que “también es un ejemplo del liderazgo del Gobierno para defender los intereses de nuestro país en el ámbito tributario y comercial”, así como que “pone de relieve la buena sintonía existente con la administración Biden”.

Servimedia