Nuevo año, mismos propósitos, distintos matices

0
8

No cabe duda de que los humanos son animales de costumbres. Y es que, el hecho de que cada año la mayoría de ellos se empeñen en rescatar de un cajón olvidado una lista de propósitos que nunca se han llevado a cabo da buena fe de ello.

Un día tras otro, una semana que finaliza un mes, un mes que lleva al siguiente y con el que se termina un año para dar paso el siguiente, un año tras otro, y unos propósitos que siguen siendo los mismos año tras año, eso sí, con pequeños matices. Apuntarse al gimnasio para hacer ejercicio con regularidad, llevar una alimentación saludable, viajar y aprender idiomas son los clásicos que no pueden faltar en una lista de propósitos para recibir el año nuevo, eso sí, con los años algunas cosas han ido cambiando y si antes uno se proponía aprender inglés, hoy el inglés es un requisito imprescindible para el desarrollo de casi cualquier empleo por lo que hoy son muchos los que se atreven con otros idiomas quizás menos usuales, aprender chino en Madrid así como en cualquier otra ciudad comienza a ser algo de lo más común.

Sin embargo, esto que para algunos es de lo más razonable, dado que los datos conocidos hasta la fecha indican que en España existe una población china que supera los 190.000 habitantes, para otros no deja de ser una rareza más de la sociedad actual. Y es que, aun cuando a estas personas se les intenta explicar que la comunidad china en España es tan amplia y está tan asentada que necesitarán de asesores, abogados, intérpretes, traductores, así como de todo tipo de profesionales capaces de comunicarse y entenderse con ellos, parecen no comprender el motivo que lleva a algunas personas de su entorno a apostar por el chino para ampliar su campo laboral. No obstante, muchos siguen sin ver en ello un motivo real, por lo que algunos no se resisten a formular la pregunta ¿por qué aprende chino en Madrid?

Las respuestas a la pregunta anterior son variopintas, y si bien entre los principales motivos se encuentra el laboral, lo cierto es que en muchos casos aprender chino, japonés o coreano tiene mucho más que ver con los hobbies de una persona que con el ámbito laboral.

No obstante, y sea cual sea el motivo que ha llevado a las personas a aprender chino, japonés o coreano, lo cierto es que todos ellos tienen un deseo común, visitar estos países y empaparse de unas culturas tan interesantes como diferentes a la española.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here