Planear un presupuesto de marketing para que sea efectivo

0
326

Calle - HispamerAl leer el titular muchos pequeños y medianos empresarios habrán tenido casi un escalofrío. Para muchos, aún hoy en día, la simple idea de reservar una partida para la publicidad y el marketing, básicamente online hoy en día, es casi un esfuerzo.

Sin embargo, está demostrado que no hace falta dejar tiritando las cuentas anuales para que cualquier campaña de marketing funcione. Basta con contar con un buen asesoramiento que permita que, cada euro invertido, sirva para convertir en venta el esfuerzo y recuperarlo.

Gracias a las nuevas herramientas de marketing online que existen, las campañas de seo o sem pueden estar más que medidas y poder ir cuantificando, en cada momento, la inversión y retorno de nuestra planificación.

En muchos casos, para definir este presupuesto, se atiende a las ventas previas. Es decir, se reserva un porcentaje de las ventas para la inversión. Sin embargo, este tipo de medida no siempre da resultado. Hay que hacer entender que mucho tráfico y venta viene precisamente porque ha habido una campaña. Si nos ceñimos al número final, podemos quedarnos cortos o ser demasiado generosos en la partida.

Muchos expertos en estos campos tienen claro por dónde se debe comenzar para que, progresivamente, el presupuesto vaya teniendo verdadera utilidad. Todos, o casi todos, estarán de acuerdo en que hay que echar un vistazo a la inversión de la competencia pero sin obsesionarse en ella. Precisamente ese puede ser el gran problema. Los planteamientos deben hacerse en uno mismo, no basándonos en la experiencia o en el fallo-acierto del resto.

Esto puede mermar las posibilidades de triunfo precisamente porque nuestro producto o servicio pueden tener mejor posicionamiento previo, mejor repercusión o incluso tener ese halo diferenciador que llegue mejor a nuestros clientes potenciales.

En blogs como el de Neil Patel se puede encontrar interesante información sobre estos temas. De hecho, el autor incide en la importancia de atraer tráfico, que es en lo que se debe basar cualquier estrategia online.

A través del contenido de valor, de calidad, se puede llamar la atención de una audiencia que estará interesada en saber qué estamos haciendo nuevo. Si somos capaces, como siempre, de definir la audiencia y dirigirnos a ella a través de las campañas que pongamos en marcha, el éxito estará mucho más cerca.

La revolución que han traido las redes sociales queda fuera de toda duda, pero también hay que atender al lenguaje y público para poder de verdad definir un planning de medios y contenidos que funcione en la práctica.

No es lo mismo una pyme con productos o ropa para adolescentes que una tienda de instrumentos de música clásica. Obviamente ni el lenguaje ni la búsqueda de audiencia e impacto se dirigirá hacia el mismo lugar.

Pero antes de todo esto hay que hacer una reflexión realista, que es lo que falla en muchos casos. ¿Quiénes somos y dónde estamos? No podemos pretender tener una repercusión como la de Coca Cola siendo una pequeña tienda de barrio. Es sencillo soñar a lo grande, pero hay que ir paso a paso. El marketing online suele ser la primera opción precisamente porque el abaratamiento de costes con respecto a la publicidad tradicional en los medios de siempre es notable.

Obviamente, esto no significa que haya que prescindir a lo mejor de publicitarse en algún medio local, pero la audiencia más amplia, porque está a cientos de kilómetros, se encuentra detrás de una pantalla a la que debemos acudir sin demora si no queremos quedarnos fuera.

Ya no basta el anuncio de siempre, ahora hay que ofrecer contenido. En redes, en internet, en patrocinios…pero hay que ofrecer valor.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here