Casi la mitad de las empresas españolas esperan un encarecimiento de los costes de producción superior al 6% en el próximo año

0
31

– Según un estudio de la consultora Simon-Kucher & Partners

MADRID, 05 (SERVIMEDIA)

El 44% de las empresas españolas esperan que los costes aumenten más del 6% en el próximo año, como resultado del «fuerte aumento en los costes laborales y de producción», según un estudio de la consultora global Simon-Kucher & Partners.

Este informe, realizado a partir de más de 3.000 empresas de 20 países, refleja que, a nivel global, las compañías que auguran un alza de precios superior al 6% para el próximo ejercicio es del 32%, 12 puntos menos que en España.

Pese al aumento de costes, el informe señala que el 30% de las empresas no han aumentado ni planean incrementar sus precios. En España, la cifra de las que no elevarán sus precios, según este estudio, es mayor y, Para contrarrestar la inflación, la consultora indica que apostarán en mayor medida por acciones de ventas y marketing, con el fin de impulsar el volumen.

«Esto puede dar lugar a una posible guerra de precios si el contexto inflacionista genera una contracción de la demanda. Este es un escenario para el que las empresas deberían irse preparando», según la consultora Simon-Kucher & Partners.

A nivel global, la mayoría de las empresas encuestadas (58%) reconoce la importancia de los aumentos de precios para contrarrestar el aumento de los costes. Sin embargo, las empresas dudan sobre los mejores enfoques, y la pérdida «excesiva» de volumen debido a los aumentos de precios es una «preocupación clave» para siete de cada diez encuestados.

No obstante, el 58% de las compañías tienen planeado un aumento de precios o un aumento adicional de precios.

«Cuando se les preguntó cuántos de los aumentos de costes esperados se sienten capaces de transmitir en forma de aumentos de precios, los encuestados estiman en promedio solo el 30%. Con un aumento de costes del 6%, esto representa un 4,2% adicional de los costes impactando negativamente sobre el beneficio de las empresas», explica el estudio.

Donde las empresas están aumentando los precios, uno de cada cuatro (26%) los está llevando a cabo de manera uniforme en su base de clientes, sin diferenciación por disposición a pagar o rentabilidad. «Esta falta de priorización representa otra oportunidad perdida para que las empresas maximicen el resultado en la ejecución de sus programas de aumento de precios», zanja el informe.