Pulsa «Intro» para saltar al contenido

El Banco de España constata que la subida del euríbor ha desplazado depósitos a la vista a los de plazo

MADRID, 30 (SERVIMEDIA)

El Banco de España ha constatado que los incrementos del euríbor han dado lugar a desplazamientos desde los depósitos a la vista hacia los depósitos a plazo.

Así lo recoge la ‘Revista de Estabilidad Financiera’ de primavera del Banco de España publicada este martes en la que se incluye un artículo sobre la plasmación del euríbor en los depósitos.

Constata que los aumentos del euríbor se transmiten a los tipos de interés de los depósitos bancarios en España y, en particular, presionan al alza los tipos de los depósitos a plazo.

No obstante, comprueba que la traslación del euríbor a los tipos de los depósitos fue «más limitada de lo que habría cabido esperar» según el patrón histórico. En consecuencia, la subida del coste de los depósitos bancarios «ha sido menor de lo esperado» y hasta diciembre de 2022 «se mantuvieron prácticamente estables».

También señala que la traslación del euríbor a los depósitos fue «débil» en otros países de la zona del euro. Los análisis de correlación del organismo sugieren que el impacto del euríbor en los tipos de interés y los costes de los depósitos fue menos acusado en los sectores bancarios con mayor exceso de liquidez, con más depósitos del Banco Central Europeo (BCE), y un grado mayor de concentración del mercado.

Considera que la plasmación del euríbor «cobra impulso» en el momento y las diferencias entre bancos «aparecerán».

En otro artículo recogido en la revista que versa sobre los mercados de la energía, el Banco de España expresa «preocupación» por la migración de parte de la actividad en derivados de los mercados regulados a los mercados extrabursátiles (OTC), por su «limitada transparencia y unas exigencias menos homogéneas de ajustes de los márgenes y de activos de garantía».

Relata que, a diferencia de otros mercados financieros, en los energéticos las empresas no financieras «desempeñan un papel clave» al negociar con derivados. El mercado se caracteriza por «un alto grado de concentración» de las actividades de compensación y de negociación, y algunas empresas energéticas tienen posiciones «relativamente significativas». En este contexto, avisa de que «los riesgos de liquidez y de concentración se encuentran entre las principales vulnerabilidades detectadas, junto con la fragmentación de los datos y las lagunas de datos».