El Santander apunta que las medidas para hipotecados supondrán un «impacto significativo» en provisiones

-No obstante, prevé adherirse

MADRID, 28 (SERVIMEDIA)

El consejero delegado de Santander España, Antonio Simões, afirmó este lunes que el paquete de medidas para hipotecados vulnerables y en riesgo de serlo le supondrán un «impacto significativo» en las provisiones, aunque señaló que, en línea con lo expresado por la patronal bancaria, en principio se adherirán.

Así lo comentó durante su intervención en el ‘XIII Encuentro Financiero’ organizado por KPMG y ‘Expansión’.

Simões explicó que, aunque el banco no se ha adherido formalmente a los Códigos de Buenas Prácticas para vulnerables y en riesgo de serlo porque debe pasar por los órganos decisorios de la entidad, apuntó que la Asociación Española de Banca (AEB) «ya se ha pronunciado» al señalar que «los bancos sí, en principio, nos vamos a adherir» al paquete de medidas.

No obstante, puntualizó que suponen «un coste importante» y un «impacto significativo» en las provisiones en el caso del Santander. En cualquier caso, enfatizó que la «prioridad» es «apoyar a nuestros clientes, principalmente a los más vulnerables» y que se seguirá haciendo a título individual además con reestructuraciones de préstamos o suspensiones de embargos, por ejemplo.

El consejero delegado del Santander afirmó que todavía no se ve impacto en las familias con más dificultades pero que se está anticipando con esta batería. Destacó el interés por «mantener un mercado hipotecario sano y eficiente».

En cuanto al impuesto a la banca, Simões incidió en que «no es la mejor forma de combatir la inflación» y argumentó que afecta al crédito a familias y empresas «justo en el momento que nosotros como banca tenemos que ser parte de la solución». Recordó la cifra ya dada por el propio consejero delegado del Santander, de impacto de 50.000 millones en créditos.

También señaló que «es malo» para los accionistas de una entidad que «en España seguimos con una rentabilidad por debajo del coste de capital», y añadió que es «muy malo para la competitividad y la confianza de los inversores en España al generar una inseguridad jurídica».

Simões dijo que la banca quiere «ser parte de la solución» y «para eso necesitamos bancos fuertes, sólidos y rentables» frente al impuesto.

En cuanto a la situación macroeconómica, indicó que para España se prevé un incremento del PIB del 1% el próximo año frente al entorno del 0% para la zona euro. «Nuestro escenario base no es una recesión, sí podemos tener una recesión pero será leve», añadió. Se mostró «preocupado, como todos», pero aseguró que ve «el vaso medio lleno».