Gestamp ganó 155 millones en 2021, frente a los 71 millones perdidos en 2020

0
115

MADRID, 28 (SERVIMEDIA)

Gestamp obtuvo un beneficio neto de 155 millones de euros durante el ejercicio 2021, lo que supone una mejora en comparación con los 71 millones de euros perdidos en el ejercicio 2020.

Así se refleja en los resultados anuales publicados este lunes por la compañía, que indican que el beneficio neto se situó en 55 millones de euros en el cuarto trimestre, permitiendo el pago de un dividendo equivalente al 30% de su beneficio neto, en línea con la política marcada desde su salida a bolsa.

Según indicó la multinacional especializada en el diseño, desarrollo y fabricación de componentes metálicos de alta ingeniería para la industria de la automoción, «los resultados son una muestra más de que las medidas de eficiencia y flexibilización implementadas desde 2020 han conseguido consolidar a la compañía en unos niveles de rentabilidad superiores a los de pre-pandemia (2019), pese a los menores volúmenes de mercado y la inestabilidad en la producción debido a la escasez de suministros que se ha registrado durante el año».

Los ingresos de Gestamp aumentaron un 11,2% a tipo de cambio constante (8,5% en términos reportados) durante el año, mientras que su Ebitda alcanzó los 998 millones de euros en el mismo periodo, lo que supone un aumento del 31,7% (36,7% a tipo de cambio constante) en comparación con el año anterior.

En términos de rentabilidad, el margen de Ebitda se situó en el 12,3% para 2021, frente al 10,2% de 2020 y en línea con el objetivo de la compañía de superar el 12%.

La compañía resaltó que «estas mejoras son el resultado de la rápida actuación de la Compañía para afrontar el complicado contexto de mercado, entre ellas las medidas de reducción de costes fijos y de flexibilización implementadas en nuestro Plan de Transformación, así como la estabilidad operativa alcanzada en las plantas».

Por su parte, las inversiones se situaron en niveles del 6,5% de los ingresos en 2021, con 531 millones de euros en términos absolutos, y destinó más de un 40% de sus inversiones del ejercicio al segmento eléctrico, con un 30% de éste centrado en las cajas de baterías.

Por último, en los últimos doce meses, la generación de caja ascendió a 248 millones de euros y la deuda neta quedó reducida a 2.266 millones de euros.