Guindos (BCE) cree que la posible recesión técnica en la zona euro no sería «muy profunda»

0
37

-El BCE dará a conocer su opinión sobre el impuesto a la banca «en los próximos días»

MADRID, 17 (SERVIMEDIA)

El vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Luis de Guindos, afirmó este lunes que la posible recesión técnica en la zona euro contemplada por el organismo en su escenario más adverso no sería «muy profunda».

Durante su intervención en un encuentro con el Consejo General de Economistas, Guindos comentó que «no es descartable» una recesión técnica en la zona euro, es decir, un crecimiento negativo durante dos trimestres consecutivos. Recordó que esa posibilidad se incluyó en el escenario pesimista del BCE en el marco de las proyecciones macroeconómicas del pasado mes de septiembre.

«Creemos que es posible -la recesión-, pero esta situación, en principio, no supondría una recesión excesivamente intensa», afirmó en este sentido.

Guindos destacó como dato «positivo» el comportamiento del mercado laboral en Europa, con la recuperación de las horas trabajadas perdidas en la fase más dura del covid.

Sobre la inflación, afirmó que no se prevé una desaceleración «intensa» de aquí a final de año, y «sí se debe producir la desaceleración a lo largo de 2023» por los efectos de base en la comparativa, entre otros motivos, para situarse por encima del 6% a mediados de año.

En suma, consideró que las proyecciones del BCE y el resto de organismos van a coincidir en un «menor crecimiento, inflación más persistente, entorno más complejo» y sin descartar la recesión técnica.

Respecto a la política fiscal de los países europeos, Guindos insistió en que ya sea «selectiva» y se focalice en los grupos más vulnerables, tras ser expansiva para combatir la crisis del covid.

Por último, al ser preguntado sobre la opinión del BCE respecto al impuesto español a la banca, Guindos afirmó que «en los próximos días, como mucho, semanas, se hará pública», sin desvelar detalles. Recordó que siempre que se crea un impuesto que afecta al sector financiero, a petición del país, «como ha sido en este caso», el BCE puede emitir su opinión, que «no es vinculante», y para ello se crea un grupo de expertos.