La CNMC estudia imponer condiciones a la compra de Terminal Ferry de Barcelona por parte del grupo Grimaldi

0
17

MADRID, 16 (SERVIMEDIA)

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) realizará un análisis en profundidad (segunda fase) de la adquisición en exclusiva de Terminal Ferry de Barcelona por parte del Grupo Grimaldi, que previsiblemente culminará con la imposición de condiciones para que se pueda realizar la operación.

Según informó la CNMC, ha detectado riesgos de competencia en la operación porque Terminal Ferry de Barcelona (TFB) gestiona, mediante concesión, una de las dos terminales públicas de carga rodada y pasajeros que hay en el puerto de Barcelona.

Por ello, la operación planteada supone que Grimaldi adquiera en exclusiva el control de dicha terminal y se convierta así en el único gestor de las dos terminales de carga rodada y pasajeros que existen en el Puerto de Barcelona.

De hecho, la CNMC considera que Grimaldi podría estar en condiciones de elevar los precios y empeorar las condiciones de acceso a otras navieras que necesitan utilizar las terminales del Puerto de Barcelona.

De esta forma, el impacto de la operación podría extenderse a los mercados verticalmente relacionados del transporte marítimo regular de carga rodada y pasajeros en las rutas Península-Baleares y Cataluña-Baleares, respectivamente, donde también está presente Grimaldi.

Para la CNMC, la empresa tendría la capacidad y el incentivo de utilizar el acceso para reforzar su actual posición en dicho mercado, aplicando a las navieras competidoras condiciones de acceso menos favorables en términos de horarios, frecuencias o precios.

Ante los problemas que presenta la operación, Grimaldi ha presentado una serie de compromisos que suponen renunciar a una parte de su actual concesión en el puerto de Barcelona.

La CNMC ha consultado a terceros operadores (trámite de consulta) la propuesta de Grimaldi, pero las respuestas obtenidas no han permitido concluir si se trata de un compromiso idóneo y suficiente. Además, se desconoce con exactitud cuando sería efectivo dicho compromiso.

Por todo ello, la CNMC ha decidido iniciar la segunda fase (análisis de concentraciones) del procedimiento en el expediente con el objetivo de analizar en profundidad los riesgos que conlleva.