La OEI alerta de que la inversión en investigación en Iberoamérica sólo alcanza el 0,8% del PIB de la región

MADRID, 15 (SERVIMEDIA)

La Organización de Estado Iberoamericanos (OEI) ha alertado sobre «la insuficiente inversión en ciencia y tecnología en Iberoamérica». Así lo recoge un reciente informe que desvela, entre otros datos, que la inversión de recursos en investigación y desarrollo en Iberoamérica solo representa el 0,8 % de su PIB regional.

A diferencia de las demás regiones del mundo donde ésta se vio incrementada, la inversión en ciencia y tecnología en 2020 disminuyó en Iberoamérica un 3% como consecuencia de la pandemia.

Todos esos datos están en la edición 2020 del informe ‘El Estado de la Ciencia’ que ha lanzado la Red Iberoamericana de Indicadores de Ciencia y Tecnología (RICYT) y que anualmente recopila la información estadística más actualizada producida por esta red en materia de ciencia y tecnología en la región.

El estudio es una iniciativa conjunta de la OEI y la Oficina Regional de Ciencias para América Latina y el Caribe de la Unesco, con sede en Montevideo.

El documento destaca que en 2020 la inversión en I+D de Iberoamérica fue de 89.000 millones de dólares, lo que significó un crecimiento del 16% con respecto a los más de 77.000 millones que la región invirtió en 2011. Este monto, sin embargo, representa solo el 0,81% del Producto Interior Bruto (PIB) iberoamericano, cifra que cae al 0,65% si solo se mira a América Latina y el Caribe.

«La ciencia debe ocupar un lugar relevante en el armado de las políticas de nuestros países. El estallido de la pandemia nos sorprendió en un momento de debilidad; ahora, tras estos años difíciles, queda demostrado el valor social de la ciencia», puntualizó el secretario general de la OEI, Mariano Jabonero, cuando alertó a los ministros y autoridades de Ciencia de la región sobre los bajos niveles de inversión en I+D, en un foro iberoamericano celebrado por este organismo el pasado octubre en Buenos Aires.

CAÍDA DE INVERSIÓN

El citado estudio señala que la inversión regional iberoamericana en ciencia y tecnología representa tan solo el 2,3% del total mundial y que, al contrario del resto de regiones del mundo, durante 2020, Iberoamérica tuvo una caída en su inversión del 3%, en relación con el 2019. Esta caída, atribuida a los embates de la pandemia por covid-19, representa el 6% cuando se trata solo de los países latinoamericanos y caribeños, que se caracterizan, además, por un fenómeno de concentración de recursos en Brasil, México y Argentina, que engloban el 84% de la inversión total.

Asimismo, se pone de manifiesto que, en 2020, el 54% de la inversión fue financiada por los gobiernos y el 40% por las empresas; el 6 % restante correspondió a otros sectores.

En cuanto a quién ejecuta los recursos de ciencia y tecnología, el estudio evidencia una distribución distinta, donde los gobiernos ejecutan el 19% de los montos financiados, mientras que las instituciones de educación superior y las empresas el 33% y 46%, respectivamente.