La Plataforma en Defensa del Transporte desconvoca la huelga indefinida

0
22

– El tráfico de vehículos pesados fue este lunes en torno al 95% del habitual

MADRID, 15 (SERVIMEDIA)

La Plataforma Nacional en Defensa del Transporte por Carretera ha decidido desconvocar la huelga indefinida que inició este lunes en protesta por los incumplimientos de la ley que prohíbe trabajar por debajo de los precios de coste, que no estaba respaldada por ninguna asociación del Comité Nacional del Transporte por Carretera (CNTC).

Según ha podido saber Servimedia, la Junta Directiva de Plataforma ha tomado la decisión a las 13.00 horas de este martes. La huelga, a diferencia de la movilización de marzo, no ha provocado alteraciones en los nudos logísticos, los puertos o los pasos fronterizos.

La Junta justifica esta decisión porque «nos hemos encontrado con una persecución, acoso y coacciones inconcebibles por parte de distintas autoridades, donde no se está respetando el derecho al paro y a su correspondiente información como ampara la ley por parte de los organizadores».

El paro arrancó con una manifestación que recorrió ayer el centro de Madrid y culminó frente al Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana. Ya por la tarde, la Plataforma decidió continuar con la huelga.

Para evitar que se produjeran incidencias en las carreteras, el Gobierno y las comunidades autónomas realizaron un despliegue de 50.000 agentes en todo el país.

Fuentes de Transportes consultadas por Servimedia indicaron que según los datos de la Dirección General de Tráfico (DGT) el tráfico de vehículos pesados de ayer fue entorno al 95% del habitual, aunque aseguraron que se trata de un descenso que se enmarca en la normalidad ya que se produce muchos días.

La Plataforma denuncia que el Gobierno no está llevando a cabo las actuaciones necesarias para comprobar los incumplimientos de los cargadores de la normativa aprobada en agosto. De hecho, mantuvo la convocatoria del paro tras una reunión con representantes de la Dirección General de Transporte Terrestre el pasado jueves.

También sostiene que dos meses después de entrar en vigor la ley que prohíbe que los conductores hagan labores de descarga, ya se están empezando a dar casos de represalias hacia los transportistas que no aceptan la coacción para seguir descargando sus camiones.

Por todo ello, la Plataforma, que ya realizó huelga indefinida el pasado mes de marzo, decidió volver a convocar al sector a un paro nacional a partir de la madrugada de ayer lunes.

Desde el Gobierno se pidió a la Plataforma que recapacite y desconvoque el paro que «no beneficia a nadie, ni dentro ni fuera del sector» y que ha sido rechazado de forma «unánime» por la inmensa mayoría del sector del transporte y la logística, por la distribución, por la industria de la cadena agroalimentaria, así como por los representantes mayoritarios de patronal, sindicatos y asociaciones de autónomos.

El Ejecutivo sostiene que no hay motivo para la huelga porque las demandas de esta plataforma se están analizando en el seno del CNTC, órgano que reúne a los representantes de los transportistas.

El Ministerio de Transportes defiende, además, que el sector cuenta con el apoyo firme del Gobierno, ya que ha recibido ayudas directas por 900 millones de euros (2.500 euros por camión por ejemplo, o 1.000 en el caso de furgonetas) y está siendo especialmente beneficiado por el descuento de 20 céntimos de los carburantes (hasta 4.200 euros por camión cada seis meses de descuento).

También, que gracias a los acuerdos alcanzados con el sector a través del CNTC, España cuenta con una de las legislaciones en materia de transporte más avanzadas de Europa y que la ley aprobada en agosto garantiza que los transportistas no trabajen por debajo de sus costes.

A este respecto, el Ministerio asegura que la inspección ya está actuando para garantizar su cumplimiento y que, además, se aprobará en próximas semanas un plan de inspección 2023 para reforzar las actuaciones, ya que incluirá, por primera vez, una línea de actuación específica para el control de precios, morosidad y carga y descarga, de acuerdo con la normativa aprobada.