La Seguridad Social gana 471.360 afiliados en 2022 y logra cerrar el año con casi 20,3 millones de ocupados

– Las personas con contrato indefinido aumentan en 2,3 millones

MADRID, 03 (SERVIMEDIA)

La Seguridad Social ganó en el conjunto de 2022 un total de 471.360 afiliados, con lo que cerró el año en 20.296.271 ocupados, lo que se traduce en un aumento del 2,37% con respecto a 2021, según los datos publicados este martes por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

En línea con estas cifras, la afiliación media a la Seguridad Social creció en diciembre en 12.640 ocupados respecto a noviembre, por lo que el año 2022 finalizó con 10.737.092 hombres afiliados y 9.559.179 mujeres. Así, se alcanza el nivel más elevado de mujeres ocupadas tanto en número como en porcentaje (el 47,1% del total) desde que hay datos de afiliación.

Además, la media de afiliados a la Seguridad Social en el conjunto del año, 20.110.215 afiliados, es la cifra más elevada de la serie histórica. Eso sí, la subida de afiliados de este año queda lejos de los 776.000 ocupados que ganó en 2021, tras un 2020 marcado económicamente por la pandemia de covid-19.

REGÍMENES Y SECTORES

Por regímenes, el general ganó un 0,09% de afiliados medios en diciembre, lo que supone 15.456 cotizantes. El total queda en 16.906.359 al cierre de 2022. Por el contrario, el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) perdió en el último mes del año 946 personas, un 0,03%. El total queda en 3.328.403.

Por actividades dentro del régimen general, la hostelería perdió 24.090 personas y la construcción perdió 14.750, siendo las actividades con mayor cifra negativa en diciembre. En cambio, el comercio sumó 24.585 ocupados y las actividades sanitarias y servicios sociales elevaron en 18.687 los cotizantes.

Cabe destacar la aportación del régimen agrario, que añadió 19.707 afiliados en diciembre. El mar pierde un 2,98% (1.857 personas) y el carbón se deja un 1,26%, que se traduce en 13 personas. En comparativa anual, todos los regímenes ganan afiliados medios salvo el carbón.

Por comunidades autónomas, 10 perdieron afiliados respecto a noviembre y siete aumentaron, más Ceuta y Melilla. De las que ganaron, las que más lo hicieron fueron Andalucía (+24.945), Madrid (15.825) y Canarias (3.505). Entre las que perdieron, Baleares (19.373), Galicia (5.345) y Comunidad Valenciana (3.676) fueron las que más cotizantes restaron respecto al mes precedente. En comparativa interanual todas sumaron afiliados.

DATOS DESESTACIONALIZADOS

En términos desestacionalizados, el año 2022 concluyó con 20.310.799 afiliados a la Seguridad Social. A lo largo del año, el incremento ha sido de 471.696 afiliados, descontando la estacionalidad y el efecto calendario. De esta manera, se supera en cerca de 815.000 personas el número de afiliados de agosto de 2021, cuando se rebasó el nivel de afiliación prepandemia.

El promedio de afiliación se ha situado en 2022 en 20,1 millones de personas, un 3,9% más que en 2021 (+750.000). Este ritmo de aumento supera en casi un punto porcentual al del promedio de 2017-2019, periodo de alta creación de empleo, según explica el Ministerio dirigido por José Luis Escrivá.

En diciembre, el número de afiliados en términos desestacionalizados retrocedió en 8.347 respecto a noviembre, según la serie desestacionalizada.

Seguridad Social también señala que el crecimiento del empleo acentuó en 2022 su dinamismo en los sectores de «alto valor añadido» como informática y telecomunicaciones, que cuenta con un 8,7% más de afiliados que a finales de 2021, o actividades profesionales, científicas y técnicas, con un 5,3% más. Estos dos sectores son precisamente los que lideran el crecimiento del empleo desde que se recuperaron los niveles prepandemia, con un crecimiento, respectivamente, del 19,1% y del 10,8%.

La mejoría del empleo ha sido también generalizada territorialmente durante 2022. Así, las ocho comunidades autónomas que presentan un aumento mayor del empleo promedio durante el año que acaba de terminar, superior al 3,5%, son Andalucía, Baleares, Canarias, Cataluña, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana, Madrid y Murcia.

AUMENTO DE INDEFINIDOS

Por otra parte, los afiliados con contrato indefinido a finales de 2022 son 2,3 millones más que los que había a finales de 2021, lo que Seguridad Social atribuye a los «efectos positivos» de la reforma laboral en su primer año de vigencia.

Además, tres de cada cuatro menores de 30 años tienen ahora un contrato indefinido (76%), frente a uno de cada dos antes de la reforma (47% en el promedio 2017-2021). En términos absolutos, en diciembre había 2.013.724 afiliados jóvenes con contrato indefinido, 807.836 más que un año antes.

La mayor estabilidad propiciada por la reforma laboral también se aprecia en el aumento de un 25% de la duración de los contratos que han terminado durante 2022, en comparación con la situación prepandemia. En total, los contratos que causaron baja entre enero y diciembre han durado 52 días más de media que los que se dieron de baja en el mismo periodo de 2019.

Por otro lado, el número de contratos de menos de 30 días se ha reducido en más de 3,3 millones, mientras que han aumentado en más de medio millón los contratos de más de 30 días o que no han finalizado. Finalmente, en cuanto al número de trabajadores en ERTE, continúa estable desde mitad del verano en el entorno de los 20.000 ocupados.