Minsait pide que las administraciones tributarias se orienten a un modelo centrado en el contribuyente y el dato

MADRID, 29 (SERVIMEDIA)

Minsait demandó este martes que las administraciones tributarias evolucionen hacia modelos de servicio orientados al contribuyente y donde el dato sea el principal activo «para dar respuesta a una sociedad cada vez más conectada y que reclama servicios de valor en todos los ámbitos, también en el tributario».

Según la compañía de Indra, es necesario este «cambio de paradigma» que dé como resultado «administraciones orientadas al ciudadano con una visión 360º de sus necesidades y beneficios» en el que los servicios que se ofrecen al contribuyente «se personalizan en función de los datos recabados y esto, a la vez, simplifica la tramitación de casos con procedimientos ágiles, ofreciendo nuevos canales y aprovechando la información disponible».

Para Minsait, la disposición de información «de calidad, homogeneizada y accesible facilita la gestión y tramitación, al tiempo que ofrece una trazabilidad inusitada de los procedimientos llevados a cabo para el ciudadano, con independencia del canal que se haya utilizado para ello».

El responsable del Centro de Excelencia de Tributos en Minsait, Juan Eduardo Sánchez, señaló que «los contribuyentes exigen una atención cada vez más personalizada, autónoma, inmediata y sencilla. Y para lograrlo, el dato es un activo estratégico de vital importancia del que hay que extraer el máximo valor y conocimiento»

La Administración que propone Minsait bajo el modelo ‘Data Driven’ avanza hacia «un enfoque de proactividad con la ciudadanía, anticipándose a sus demandas mediante la gestión inteligente de la información y de los datos», así como impulsa estrategias de automatización en los servicios públicos, de manera que la inteligencia artificial y la robótica sean «aliados» claves para mejorar en eficiencia, en personalización y en generación de valor público.

Para la compañía, es clave «poder converger hacia un modelo de servicio público en el que el dato gobierne de forma transversal a todo, que permita gestionar de manera eficiente y efectiva uno de los mejores activos de que dispone la Administración genere un nuevo conocimiento que lidere la propia estrategia interna».

Además, subrayó Minsait, la transformación «debe ir acompañada de un cambio cultural en las propias administraciones, adecuando las capacidades de sus profesionales públicos a las nuevas herramientas y tecnologías que tendrán a su disposición».

«No puede haber evolución sin las personas. La tecnología es la herramienta, pero es el capital humano el que debe ser habilitador del cambio. Es preciso ofrecer las aplicaciones necesarias para facilitar su labor y adaptación, para incentivar el avance hacia un Gobierno del Dato inteligente con procesos más resilientes y cercanos al ciudadano», señaló Sánchez.