Récord en los comercios de rollos para el tpv

0
64

El datáfono se ha convertido en un elemento indispensable en cualquier comercio. La facilidad con la que los consumidores pueden pagar, ya sin contacto siquiera, a través de tarjeta de crédito o los smartphones es una realidad a la que pocos quieren renunciar.

El uso del dinero en efectivo empieza a ser cada vez menor, y esto se ha notado, aún más, desde que el coronavirus llegó a nuestro país. La idea de contener el intercambio de billetes y monedas hizo que se popularizara aún más el pago con tarjeta, con el gesto que esto conlleva dentro de los comercios de imprimir no solo el ticket de compra sino también dos copias del pago de tpv.

«El uso del datáfono se ha incrementado considerablemente y, con él, no solo el mantenimiento del mismo y la necesidad de conexión desde el comercio sino también la necesidad de tener rollos de papel disponibles para poder dar la copia de la transacción al cliente y seguir imprimiendo, también, los tickets de compra» explican desde La tienda del rollo. Y no van desencaminados, en realidad, más del 70% de los compradores y consumidores pagan con tarjeta.

Para comprender la dimensión de esto, es necesario conocer lo que supone para una tienda este gesto.

Un comercio de barrio normal, con transacciones diarias, puede necesitar cerca de 100-120 rollos anuales para poder imprimir desde la tpv las ventas abonadas mediante tarjeta. Y esto si se habla de un comercio pequeño, porque grandes superficies y tiendas con más tráfico, triplican las necesidades en cada trimestre.

«Estamos notando un crecimiento y un récord de ventas en los últimos meses porque, al ser principio de año, muchos comercios optan por apostar por tener stock. Nuestro papel térmico de 80×60 en pack de 80 unidades que sale por menos de 54 euros, comparado con otros sites, puede suponer un ahorro de hasta el 70% en el precio. Eso está haciendo que la demanda crezca para responder también a la tendencia de la calle y evitar dejar sin uso la forma de pago preferida de los españoles» explican.

A esto hay que sumar, también que, por cada transacción vía tpv se imprimen dos copias: la del comercio y la del comprador. Pese a la habitual pregunta, la mayoría de los compradores sigue llevándose un comprobante de la compra con tarjeta pese a que ya avisó el propio Banco de España que sirve como mero complemento al ticket de compra normal. Lo que si se aconseja, en caso de no querer llevarse copia, es comprobar el importe de la máquina antes de poner sobre ella la tarjeta o teléfono. Solo así la transacción será correcta. No obstante, para reclamar, en este caso, bastaría con la copia de la transacción en un extracto bancario.