Aire de calidad: el reto empresarial como apuesta por la salud del trabajador

0
15

La calidad del aire es vital para la salud. No solo ha quedado patente estos últimos meses, sino que ya vienen avisando los expertos que es necesario prestar atención a calidad, a los patógenos, residuos y demás emisiones que están suspendidas en el aire que se inhala ya que es responsable de muchas patologías que luego tienen no solo que ser tratadas para evitar, en muchos casos, que pueden llegar a convertirse en algo crónico.

Solo la contaminación atmosférica se cobra más de 6.5 millones de vidas al año en todo el planeta. Este hecho hace que todos los países estén buscando alternativas más sostenibles que consigan mejorar la calidad del ambiente a nivel global.

Pero, olvidando por un momento lo global, el foco, en primer lugar, ha de ponerse en lo local.

¿Dónde se pasa el mayor tiempo? En el trabajo. Es por ello que, cada vez más, las empresas están empezando a ser conscientes de la necesidad de dar un paso al frente y apostar por sistemas de filtrado – más aún con la vuelta a la presencialidad – basadas en la ventilación y climatización no solo de las oficinas sino también de industrias, fábricas y demás almacenes.

“Cada día llegan más peticiones para hacer auditorías de las instalaciones para conocer, de primera mano y de forma certera, la calidad del aire que se respira en las distintas zonas de la empresa. Desde los almacenes en los que se preparan los pedidos, pasando por la industria donde se fabrican los productos o las oficinas desde las que se trabaja toda la logística, lo cierto es que es necesario poner en marcha proyectos de captación de polvo, ventilación y climatización para garantizar que los trabajadores están bien cuidados” explican desde ATF.

Una mejor calidad del aire traería consigo una serie de beneficios para la salud de las personas que, cada vez más, están empezando a tomarse muy en cuenta no solo desde los distintos gobiernos sino desde las direcciones de la empresa privada.

Mientras que los estados necesitan buscar fórmulas para mejorar la calidad del aire en la calle, evitando que ciertos tóxicos superen los valores establecidos – basta recordar los cierres de las zonas centro de las principales capitales al tráfico o bien las restricciones de movilidad cuando se disparan los índices de contaminación – el primer paso se debe dar a nivel empresarial y en los domicilios, donde también el filtrado de partículas de aire está siendo una clara tendencia.