BBVA reduce en 1,4 puntos su previsión de crecimiento del PIB para 2022 y la sitúa en el 4,1% debido a la guerra

0
30

– Estima que la media anual de inflación será del 7%, 3,8 puntos más

– Empeora las previsiones de tasa de paro y déficit y mejora la de deuda pública, hasta el 113,4%

 

MADRID, 07 (SERVIMEDIA)

BBVA Research ha recortado sus previsiones de crecimiento para la economía española en 2022 en 1,4 puntos y la ha situado en el 4,1%, debido al impacto de la guerra en Ucrania con el consiguiente incremento de la inflación, cuya estimación eleva a una media anual del 7%.

Esta es la principal conclusión del informe trimestral ‘Situación España’ presentado este jueves por el director de BBVA Research y economista jefe de Grupo BBVA, Jorge Sicilia, junto al responsable de Análisis Económico, Rafael Doménech, y el economista jefe para España, Miguel Cardoso.

El recorte de la previsión económica por BBVA se suma a los realizados por otros organismos como Funcas, que rebajó su estimación al 4,2% para 2022, y Banco de España, que la situó esta semana en el 4,5%. La reducción en la estimación también se produce para el crecimiento del PIB en 2023, que pasa del 4,9% previsto en el primer trimestre al 3,3%, 1,6 puntos menos.

Sobre el impacto de la guerra de Ucrania, Doménech afirmó que el principal impacto será incremento de los precios de la energía, que restará dos puntos de PIB en 2022 y 1,7 puntos en 2023. Esto impactará especialmente en algunos sectores como la industria, con una especial incidencia en regiones como Asturias y Navarra.

Asimismo, indicó que la exposición comercial con Rusia y Ucrania es «limitada», aunque se concentra en sectores importantes como la energía y la alimentación. No obstante, subrayó la exposición indirecta que proviene de las relaciones comerciales con la Unión Europea. Estas relaciones supondrán una reducción de medio punto del PIB.

La volatilidad financiera, cuyo impacto será de -0,6 puntos, y el aumento «marginal» de los cuellos de botella, que restará 0,1 puntos, completan los elementos que rebajan la previsión de crecimiento.

Doménech subrayó, además, que, como consecuencia de la inflación, la renta bruta disponible de los hogares podría caer un 1,2% en 2022. En este sentido, el exceso del ahorro alcanzó 80.000 millones de euros a finales de 2021, lo que supone «un margen de maniobra muy importante» para los hogares.

Asimismo, el experto subrayó que las mejores previsiones auguran un crecimiento del 1,4% del PIB para el primer trimestre, con la afiliación a la Seguridad Social creciendo y sin cambios importantes en los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE). No obstante admitió que en el segundo y tercer trimestre se producirían variaciones «cercanas a cero», que se podrían ver compensadas por el crecimiento del 0,5% en el último trimestre del año.

CRECIMIENTO POR INVERSIÓN

El responsable de análisis económico indicó que la aceleración en la ejecución de los fondos europeos permitirá un crecimiento basado en la inversión en los próximos años. Así, el experto subrayó que, de los 24.000 millones de licitaciones de estos fondos que el Gobierno prevé en el primer semestre del año, se acabarán ejecutando entre 10.000 y 15.000 millones, lo que supondrá un crecimiento del PIB de entre 0,5 y puntos en función de qué parte del gasto se destine a compensar el alza de precios.

Asimismo, Doménech apuntó que se han comenzado a ver los «efectos» de la reforma laboral, con un mayor número de contratos indefinidos iniciales y de conversiones de temporales en indefinidos. La previsión de BBVA Research es que la tasa de paro se sitúe a final de año en el 14,2% y en 2023 en el 13,8%, lo que supone un empeoramiento de la estimación de 0,6 y 2,4 puntos respectivamente.

El mayor impulso fiscal de las medidas tomadas por el Gobierno y a nivel europeo para hacer frente a la situación provocada por la guerra aumentaría en 0,7 puntos el PIB, mientras que el mejor comportamiento de la pandemia incrementa en un punto el crecimiento.

DÉFICIT Y DEUDA

En sus previsiones, la entidad también arrojó una previsión de que el déficit público alcance en el 2022 el 6%, frente a la anterior previsión del 4,8%, mientras que para 2023 la estimación es que sea del 4,6% frente al 3% anterior.

Respecto a la deuda pública, la previsión de BBVA Research es que 2022 cierre con un 113,4% del PIB, lo que supone una mejora de la previsión anterior, que la situaba en el 115,2%. Para el curso siguiente, la estimación de la entidad es que la deuda alcance el 111,7% del PIB, lo que, en este caso, empeora la previsión del último trimestre, del 110,7%.