Desde el primer sello hasta el correo electrónico

0
96

Las décadas van pasando y son muchos los niños y adolescentes que hoy en día se extrañan al ver objetos y cosas que poco o nada tienen que ver con su época, pero sí mucho con la de sus padres o abuelos. Y es que, tampoco se les puede culpar por no reconocer objetos como un antiguo teléfono fijo, o por no entender porqué sus padres jugaban con chapas y no con otro tipo de juguetes que para ellos sí son más normales. La era digital y el desarrollo de las nuevas tecnologías ha motivado que muchos de estos jóvenes no entiendan la vida sin tener una cuenta de correo electrónico a la que vincular sus perfiles en las redes sociales, algo sin lo que la mayoría no sabría vivir en la actualidad, tan necesario para ellos como el respirar. Esta, entre muchas otras, es una de las razones por las que no entienden la importancia de tener un catálogo de sellos de España, y mucho menos la filatelia en general, pues también hay que entender que el correo ordinario para ellos es algo completamente obsoleto.

Y es que, en la actualidad, solo aquellos que comenzaron sus colecciones hace muchos años, probablemente siendo niños y en muchas ocasiones en una época en la que la escasez era la nota común y había provocado que miembros de muchas familias se vieran en la obligación de emigrar en busca de un futuro mejor, siguen conservando ese amor por los sellos que se inició por aquel entonces y que no ha hecho sino ir acrecentándose con los años.

Por lo tanto, solo unos pocos, aquellos para los que la filatelia constituye una verdadera pasión, son capaces de entender verdaderamente cuán importante es poseer un catálogo de sellos de España a través del que conocer la historia nacional y regional, y es que, en los sellos queda constancia de los personajes más importantes, así como de monumentos, obras de arte, flora, fauna y cualquier otro capaz de contar, mediante una pequeña imagen, algo de importancia relevante para un país.

No obstante, el término filatelia, engloba a un variado número de modalidades de coleccionismo, entre las que destacan las siguientes:

  • Prefilatelia, centrada en el correo y marcas empleadas antes de la aparición del sello.
  • Filatelia técnica, que consiste en el estudio y documentación del proceso de diseño, creación e impresión de los sellos.
  • Filatelia temática, coleccionismo en función del motivo representado en el sello.
  • Historia postal, utilización del sello, períodos de uso, anulaciones y marcas complementarias.
  • Historia del correo, centrada en los decretos, disposiciones y documentos relativos a la organización y funcionamiento del correo.
  • Países, coleccionismo especializado en la emisión de un país en particular.

Puede que resulte complicado que los jóvenes de hoy muestren interés por un mundo que les queda tan lejos pero, en cualquier caso, no está de más intentarlo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here