En busca del espacio que requiere lo que un día fue una gran idea

0
98

Afortunados aquellos que hoy se ven en la difícil tarea de buscar, encontrar y elegir adecuadamente un local comercial o una nave industrial para continuar con un negocio que con muchas horas de trabajo y un gran esfuerzo ha crecido hasta convertirse en algo mucho más que rentable. Y es que, quién iba a decir que aquel que se quedó sin empleo durante la ya lejana crisis y optó por emprender iba a verse hoy en semejante tesitura. “La mayoría de negocios que nacieron durante la crisis y han conseguido sobrevivir se han convertido en la actualidad en empresas consolidadas que requieren de un mayor espacio para el desarrollo de sus actividades” comentan desde Alagoro, empresa gallega líder en el alquiler y venta de naves industriales y locales comerciales.

Pero que nadie se confunda, el simple hecho de que hasta ahora un negocio haya ido bien no significa que esta tendencia se vaya a convertir en la tónica habitual, puede que existan períodos de estancamiento y puede que también algunos que produzcan más pérdidas que ganancias. En cualquier caso, esto es algo que cualquier empresario debería tener siempre presente.

No obstante, y para evitar riesgos, los profesionales de Alagoro proporcionan las dos claves fundamentales para elegir correctamente una nave industrial, son las siguientes:

  1. Ubicación: elegir correctamente la ubicación es algo fundamental, pues de ello dependerá entre muchas otras cosas la logística de todas las actividades que desempeñe la empresa, así mismo es conveniente tener en cuenta los servicios que existen en las proximidades de la misma, así como los sectores que cubren las naves vecinas.
  2. Tamaño: “conviene tener claro de antemano lo que se busca y lo que se necesita, pues de esta manera se facilita mucho la búsqueda”. Y es que, existen negocios que precisan de grandes espacios o alturas elevadas, sin embargo, existen muchos otros que solo buscan un espacio que se adapte a las necesidades reales de su negocio.

En cualquier caso, “conviene ser un poco previsor y ante la duda de quedarse corto de espacio es siempre preferible decantarse por una nave industrial un poco mayor, pues lo contrario podría suponer una nueva búsqueda y un nuevo cambio del lugar de trabajo”.

No obstante, tener un poco más de espacio podría significar para algunos una nueva aventura que comenzaría como la anterior, con una gran idea.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here